miércoles, 21 de julio de 2021

LA REALIDAD DE LAS NUEVAS "OLAS"

 

"La quinta ola son los resultados de decenas de miles de pruebas PCR con falsos positivos, "asintomáticos" según el relato de la plandemia, y totalmente sanos según un criterio médico independiente. Estas pruebas amplificadas hasta 35 y 45 ciclos (CT) dan un 96% de errores y falsos positivos "asintomáticos", cuando no existen los enfermos asintomáticos).

El objetivo, meter más miedo a la población para que corran a vacunarse.

Los hospitalizados, en su inmensa mayoría, padecen secuelas de las vacunas. El personal sanitario reconoce que el protocolo les obliga a clasificarlos como casos covid. Incluso los que fallecen por secuelas de las vacunas-fake, también los clasifican como casos de la enfermedad "made in China".

No se permite publicar los datos reales de tasas de vacunados y tasas de rechazos a vacunarse. Por eso se está comenzando a "obligar" a vacunarse en países como Francia o Grecia. En Francia la mitad del personal sanitario y de cuidadores de residencias geriátricas no han consentido ser vacunados. En España, más de 400 médicos y sanitarios se han contagiado pese a tener la pauta completa de las vacunas-fake.

Se inventarán la sexta, la séptima y la décima ola para forzar a que se vacune toda la población. Cuando los contagios y secuelas de las vacunas, que se clasifican como casos de covid-chino sigan creciendo, forzarán a la tercera dosis, cuarta dosis ... hasta inocular un nivel de tóxicos y alteraciones genéticas en el organismo que provocarán una mortandad mayor que la primera ola del chinavirus.

Los únicos paranoicos son los que están utilizando el Chernobyl biológico chino para intentar acelerar el NOM, la Agenda globalista 2030 impuesta por el Foro de Davos y el delirante Klaus Schwab, y reducir la población todo lo posible mediante la esterilización, la enfermedad y la muerte.

Que cuenten la verdad y dejen de engañar".

(Leído en Facebook)


No hay comentarios: