lunes, 14 de junio de 2021

¿SIGUES MIRANDO PARA OTRO LADO?

 




Según los informes, casi 6.000 personas han muerto después de recibir una de las vacunas COVID-19 en los Estados Unidos, un número sin precedentes de muertes relacionadas con la vacuna en comparación con los últimos 32 años.

La base de datos del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) en los Estados Unidos ahora ilustra un aumento masivo en las muertes por vacunas, que generalmente rondan por debajo de las 1,000 por año, y actualmente, según los informes más recientes, casi 6,000 personas han muerto después de recibir una de las controvertidas vacunas contra el COVID.

El VAERS, es administrado por los CDC y rastrea los informes de los efectos secundarios adversos y las muertes causadas por las vacunas. Solo en los primeros tres meses de 2021, rastreó 1,750 muertes reportadas tras vacunaciones contra el COVID. Ese número ha ido aumentado constantemente y ahora se acerca a los 6.000, con un total de 5.888 muertes reportadas.

El gráfico de estos datos representa un crecimiento casi completamente vertical:
Muertes reportadas al VAERS por año, desde 1990 a la actualidad

Según un informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., se estima que a el VAERS apenas se suele reportar el 1% de las lesiones causadas por vacunas, o al menos los informes de aquellos que han sido lesionados tras ellas, ya que la mayoría no se reportan. No está claro cuántos profesionales sanitarios, y mucho menos cuantas personas, conocen realmente la existencia del VAERS.

En el 2017, un crítico familiarizado con el VAERS sentencio sin rodeos en The British Medical Journal que el sistema «no es nada más que un escaparate, una parte del esfuerzo sistemático de las autoridades estadounidenses para tranquilizarnos/engañarnos sobre la seguridad de las vacunas».

Cuando se trata de lesiones por vacunas en los Estados Unidos, el Programa de Compensación por Lesiones de Vacunas (VICP) ha pagado más de 4 mil millones de dólares debido a lesiones causadas por vacunas. Desde 2015, el programa ha pagado un total de 216 millones de dólares en un promedio de 615 reclamantes cada año. Las personas lesionadas por una vacuna COVID-19 NO serán elegibles para una compensación del VICP mientras el COVID siga siendo una «emergencia».



No hay comentarios: