lunes, 21 de junio de 2021

EMPIEZA EL TRABAJO DE LOS ABOGADOS

 

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha publicado el sexto informe de farmacovigilancia de las vacunas Covid-19. Como se sospechaba y es lo normal al estar haciéndose los ensayos en Fase IV -ponerlas de manera masiva en la población-, van confirmándose algunos efectos secundarios graves e investigándose otros.

La Aemps nos cuenta que de la vacuna de Pfizer se encuentra en evaluación la señal generada tras la notificación de casos de miocarditis y/o pericarditis en relación temporal con la administración de las vacunas frente a la Covid-19. Dicha afección es la inflamación de los músculos del corazón, lo que puede provocar infartos.

Esta evaluación se inició tras conocerse una serie de casos comunicados en Israel. La mayoría de estos casos no fueron graves -siempre según la Agencia-, se resolvieron en unos días y en su mayoría afectaron a hombres jóvenes (menores de 30 años), comenzando los síntomas unos días después de la administración de la vacuna. En casi todos los casos sucedieron tras recibir la segunda dosis de Comirnaty, la vacuna de BioNTech/Pfizer, vacuna utilizada en Israel.



En los países del Espacio Económico Europeo (EEE) también se han recibido notificaciones de miocarditis y/o pericarditis para las distintas vacunas que se están administrando.

Sobre la vacuna de Moderna continúan en estudio los casos de trombocitopenia inmune, pendiente de analizar datos adicionales para poder determinar si existe alguna relación causal con la administración de la vacuna.

Es decir, que la de Moderna también puede provocar trombos. Se han incorporado a la ficha técnica reacciones locales de aparición retardada como posibles reacciones adversas. Y también ofrece miocarditis como la de Pfizer.

Con respecto a Vaxzevria, la vacuna de AstraZeneca, se ha contraindicado la administración de la segunda dosis en personas que hayan sufrido síndrome de trombosis con trombocitopenia (STT) tras la primera dosis, incluyéndose información adicional en la ficha técnica y el prospecto sobre esta posible reacción adversa.

Además, se ha contraindicado la puesta de esta vacuna en personas con antecedentes de síndrome de fuga capilar sistémica (SFCS). Éste es un trastorno grave y muy poco frecuente, caracterizado por un aumento de la permeabilidad capilar que permite la fuga de fluidos y proteínas desde el sistema circulatorio al espacio intersticial pudiendo dar lugar a shock y edema masivo.

El SFCS, urticaria y angioedema se han identificado como nuevas reacciones adversas en la ficha técnica y el prospecto. Continúan en evaluación las señales relacionadas con trombocitopenia inmune y neuroretinopatía macular aguda.

De la vacuna de Janssen lo que nos informa la Aemps es que se ha actualizado la información en la ficha técnica y el prospecto incluyendo recomendaciones para una mejor identificación de los casos de STT, el citado síndrome de trombosis con trombocitopenia, que pudiesen presentarse. Porque esta inmunización también puede provocar trombos.


Ya véis que todas estas vacunas centran sus reacciones adversas en el aparato circulatorio.

De las 24.491 notificaciones de acontecimientos adversos, 4.659 fueron consideradas graves, entendiéndose como tal que requiera o prolongue la hospitalización, dé lugar a una discapacidad significativa o persistente o a una malformación congénita, ponga en peligro la vida o resulte mortal.

Hasta el 30 de mayo, se han registrado en España 21 casos muy sugerentes o confirmados de STT en personas que habían recibido la primera dosis de la vacuna Vaxzevria, la mayoría en localizaciones inusuales; cinco de estos pacientes fallecieron. Con estos datos la tasa global de notificación se estima en cuatro casos por millón de dosis administradas.

Son las únicas muertes citadas en todo el informe. Lo que llama la atención es que no nos dicen que existe una gran infranotificación pues normalmente se notifican menos de un 5% de las reacciones adversas por lo que puede que algunos efectos secundarios no sean tan raros o permanezcan camuflados.

Esto significaría multiplicar por 20 para hacernos una idea real de los posibles casos de muertes y otros daños que están produciéndose. Y no es lo mismo cuatro de un millón que 80. Como tampoco es igual 4.659 daños graves que 93.180 ¿verdad?

Está claro que en España ha habido personas que han muerto por trombos tras la vacunación con AstraZeneca, como Juan Carlos Martínez en Alicante.


Sanidad, además, está negándole a la familia que exista relación de causalidad entre la muerte y la vacuna ¡sin que se haya hecho autopsia! Aquí podéis escuchar un audio con el testimonio de Jimena (minuto 13:30), la hija del fallecido.También está el caso de, José Luis Remacha, fallecido tras inmunización con Vaxzevria.

Aquí podéis escuchar un audio con el testimonio de Pilar (minuto 26:47), la hermana del afectado. Con esta mujer, la Agencia no se ha puesto en contacto, luego no se ha investigado lo ocurrido, luego se entiende que José Luis no está entre esos cinco casos de fallecimiento citados.

Es más en el informe final, los médicos no han indicado la posible relación de causalidad cuando hay una relación temporal evidente.

Qué casualidad que me llegan dos casos de muertes tras vacunación AstraZeneca y se ve un claro interés en no querer confirmar dicha causalidad.

No hay comentarios: