viernes, 7 de mayo de 2021

LA MARCA MÁS DIFÍCIL DE DETECTAR QUE DEJAN LOS LADRONES


 

Los ladrones utilizan marcas que les aportan mucha información para robar en nuestros hogares. Estas suelen pasar inadvertidas, apenas nos damos cuenta de que están ahí y pueden hacerlas en la puerta de tu domicilio, en el buzón o incluso en el portero automático. Dicho esto, la Policía Nacional (@policia) ha avisado por Twitter sobre una de las marcas que usan los delincuentes más difíciles de detectar: los hilos de pegamento.


“Si cuando llegas a tu casa encuentras hilos de pegamento como estos entre el marco de la puerta, llama al 091. ¡Ojo! Son más difíciles de detectar que los testigos de plástico”, reza el tuit.

Por lo general, las señales son minúsculos símbolos que, en principio, solo ellos entienden. Desde cruces, hasta letras o figuras geométricas que tienen su propio significado. Pero, en ocasiones, emplean pequeños trozos de plástico o papel –apenas imperceptibles– que colocan en tu puerta. Si permanece intacta, significa que nadie ha entrado ni salido de la vivienda, por lo que, acceden a forzar la cerradura.

Tal y como explica la policía, los hilos de pegamento son muy complicados de ver. Por eso, es muy importante que ante cualquier símbolo extraño o elemento que “no debería estar allí”, acudas rápidamente a ellos, llamando al 091 o a la Guardia Civil, al 062.

Cómo actuar si sorprendes a un ladrón en casa

En cualquier caso, si el ladrón ya lo tenemos en casa, es importante intentar mantener la calma en la medida de lo posible o, al menos, que no cunda el pánico. Aquí tienes algunos consejos que debes tener en cuenta para asegurar tu seguridad en todo momento:
  • No lo enfrentes. No intentes hacerte el valiente ante un desconocido que puede actuar violentamente. Lo más sensato es que busques un lugar para esconderte o intentes escapar antes de ser descubierto. Piensa que los amigos de lo ajeno solo quieren robar y marcharse cuánto antes, por lo que la situación de peligro real no durará mucho tiempo.

  • Pide ayuda. En cuanto notes que hay un ladrón en tu casa, llama al teléfono de emergencias 112 o a los cuerpos de seguridad para que acudan lo antes posible en tu rescate. Si tu tiempo es limitado, envía un mensaje a tus conocidos para que ellos pidan ayuda por ti.

  • Fíjate bien en el ladrón. Desde tu escondite o desde dónde te hayan colocado si te han atrapado, intenta recordar el máximo número de detalles para describir al delincuente. De esta manera, cuando todo haya pasado, la policía podrá detenerle y quizá recuperar los artículos que ha robado.

  • No interactúes. En ningún caso intentes hablar o razonar con el ladrón, ya que esto podría alterarle o darle más motivos para arremeter contra ti.

  • Quédate dónde estás hasta que sea seguro y no toques nada. Así no alterarás el lugar del crimen y la policía podrá recoger las pruebas necesarias para llegar al ladrón.

No hay comentarios: