jueves, 29 de abril de 2021

PFIZER ANUNCIA UNA PROBABLE TERCERA DOSIS


 

Por Noelia Tabanera

La vacuna de Pfizer contra el coronavirus, junto a la de Moderna, es la más efectiva del mercado. Los ensayos clínicos demostraron que protegía de la Covid-19 en un 95%. Aún así, es muy probable que sea necesario inocular una tercera dosis un año después de haber recibido la pauta completa, como ocurre con la inyección de la gripe, e incluso repetir de forma anual este procedimiento.

“La protección disminuye con el tiempo, sin embargo, en los seis meses es extremadamente, extremadamente alta”, aseguró este jueves el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, en una entrevista con CVS Health. “Los datos de Pfizer y Biontech de este mes mostraron que la vacuna de ARNm fue 91% efectiva contra el virus seis meses después de la segunda dosis”, añadió el directivo.

La idea es que la inmunización contra el SARS-CoV-2 se analice a largo plazo para ver hasta qué punto dura la protección y cómo de fuerte es frente a las nuevas cepas del virus. Desde febrero, Pfizer y Biontech investigan el uso de la tercera dosis. Sin embargo, la prioridad actual de los países es vacunar al mayor número de personas con los dos pinchazos iniciales para poner fin cuanto antes a la propagación del virus.
  • “Los datos de Pfizer y Biontech de este mes mostraron que la vacuna de ARNm fue 91% efectiva contra el virus seis meses después de la segunda dosis”
  • Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer
Creo que deberíamos esperar -indicó David Kessler, director científico del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, en el Congreso- “la idea actual es que, sin duda, aquellos que son más vulnerables pueden tener que ir primero”. Y añadió: “ Entendemos que en cierto momento necesitaremos impulsar más dosis, ya sean nueve meses, 12 meses…. nos estamos preparando para ello”.

Pfizer deja atrás sus problemas de producción

Los problemas de producción de estas dos compañías ya quedaron atrás. Su vacuna es la más inoculada en los Estados Unidos, donde ya se han administrado casi 103 millones de dosis, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Las personas completamente inmunizadas ya superan los 38 millones.

Esta semana Bourla escribió en Twitter que Pfizer podría cumplir con su objetivo de suministro de 300 millones de dosis con el gobierno de Joe Biden, dos semanas antes de lo previsto gracias al aumento de la producción. Algo similar ocurrirá en Europa: el directivo de Pfizer aseguró en una entrevista en El Mundo publicada este jueves que la Unión Europea recibirá en el segundo trimestre cuatro veces más de lo del primero, es decir, hasta 250 millones de vacunas, frente a las 62 de la primera tanda. “Estamos mirando cómo mandar más”, agregó.

Entre las 250 dosis que el CEO ha anunciado, se encuentran las de la fábrica de Puurs, en Bélgica. “De aquí a mayo tenemos previsto producir unos 100 millones de dosis al mes, con una mejora significativa y continuada en los próximos meses”, ha aseverado.

Finalmente, el directivo, que ha asegurado que en estos momentos “la relación con Europa es excelente”, ha anunciado también que está negociando un acuerdo por 1.800 millones de dosis para garantizar el suministro de la vacuna de cara a 2022 y 2023. “Esperamos ser un socio a largo plazo de las autoridades sanitarias de todo el mundo en la lucha contra la pandemia”, ha concluido.



Las farmacéuticas se están asegurando la continuidad futura del jugoso negocio multimillonario de las vacunas contra la covid, mientras los gobiernos de las principales potencias económicas siguen negándose a liberar las patentes y a defender la salud colectiva mediante la fabricación pública de medicamentos y el suministro gratuito a la población.

El cofundador de la farmacéutica alemana BioNTech, Ugur Sahin, ha explicado que la vacuna desarrollada por su laboratorio para Pfizer puede necesitar una tercera dosis de refuerzo entre los nueve y los doce meses después de la segunda para garantizar el mantenimiento de la máxima inmunidad.

Sahin, quien dirige BioNTech junto a su esposa y asimismo científica Özlem Türeci, advirtió de que, en cualquier caso, la máxima efectividad de su fármaco –un 97 %–no se alcanza hasta siete días después de haber recibido la segunda dosis.

Recordó, además, que a los seis meses de haberse logrado esa máxima inmunidad, a través de la segunda dosis, ésta empieza a descender.

Sahin se mostró cauteloso en lo que respecta a la liberación de restricciones para los vacunados. Está claro que ésta va a producirse, ya que «todos esperamos recuperar la normalidad», pero debe evitarse caer en «discriminaciones» entre ciudadanos inmunizados y los que no lo están.

«Hay que ser muy precavido y no caer en la llamada cultura de la envidia», aconsejó.

Confía en que la vacuna sea «efectiva» contra la cepa india

Por otra parte, Sahin confía en que la vacuna desarrollada por su laboratorio y distribuida junto a su socio estadounidense Pfizer sea «efectiva» también contra la variante india.

«Nuestro método se basa en las experiencias adquiridas contra el cáncer. Experimentamos con muchas variantes y, hasta ahora, en todas hemos logrado buenos resultados», indicó Sahin en un encuentro virtual con representantes de medios extranjeros en Alemania.

«Confío en que obtendremos también buenos resultados frente a la variante india», añadió, respecto a esta mutación, mucho más agresiva que las anteriormente detectadas. Hasta ahora, insistió, su vacuna había mostrado su efectividad «en prácticamente todas» las mutaciones conocidas.

Una dosis de la vacuna reduce a casi la mitad la transmisión

Por otra parte, según un estudio divulgado este miércoles por la autoridad sanitaria en Inglaterra, una sola dosis de la vacuna contra la covid-19 de Pfizer o AstraZeneca reduce a casi la mitad la transmisión del virus en el entorno familiar.

Las personas que se infectaron tres semanas después de recibir la primera dosis tenían entre un 38 % y un 49% menos posibilidades de contagiar a otros de su entorno que no habían sido vacunados, indica la investigación del Public Health England, organización asesora y de apoyo del ministerio de Sanidad.

El análisis también observó una protección contra la covid-19 catorce días después de la vacunación, en todas las edades.

«Las vacunas son vitales para volver a una vida normal. Las vacunas no solo reducen la gravedad de la enfermedad y previenen cientos de muertes cada día, vemos ahora que también tienen el impacto de reducir las posibilidad de pasar la covid-19 a otros», dijo Mary Ramsay, responsable del área de inmunización de la PHE.

No hay comentarios: