lunes, 26 de diciembre de 2011

EL MONTADOR DE IKEA

Es antiguo pero muy bueno



Una mujer va a IKEA y compra un armario de fácil montaje para hacerlo ella
 misma.

 Llega a su casa, comienza a ensamblarlo y lo termina perfectamente.

 En ese momento pasa el Metro (ella vive justo encima de una estación) y el
 armario se desploma, provocando un gran estruendo. Vuelve a montarlo
 concienzudamente, y cuando ha finalizado el trabajo, pasa el Metro de nuevo
 y el armario se cae, completamente desarmado...

 Tras el tercer intento, indignada, llama a IKEA, expone el problema, y le
 envían un montador.

 Llega el técnico, se pone manos a la obra, y en unos minutos lo termina.

 La señora se queda contemplando su armario, al fin montado, cuando
 nuevamente pasa el Metro y ¡Brroouuumm!, cae deshecho, en cien piezas.

 Finalmente, el montador le dice a la señora:

 - Mire, lo montaré otra vez; me meteré dentro y cuando pase el metro y
 caiga, desde dentro, veré mejor en dónde está el fallo.
 Una vez finalizado el montaje, se mete en el armario y en ese momento llega
 el marido de la señora:

 - Cariño, ¡ qué armario tan bonito!

 Abre la puerta, ve al montador, y estupefacto le pregunta:

 - Se puede saber, qué diablos hace usted aquí?

 - Pues mire, casi que le voy a decir que he venido a follarme a su mujer,
 porque si le digo que estoy esperando el Metro, no se lo va a creer


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja ja ja ja ja!! buenísimo!!! y me hace recordar una situación vivida por mi, hace escasas semanas,y en la cual yo pensaba "anda que si llega a entrar mi marido,la que se podría "montar" (en un principio, claro).

Un vecino mio,se dejo la llave olvidada dentro de su casa, por lo cual no podía entrar,y me vino a preguntar si lo dejaría saltar por el patio de luz,para tener acceso a una puerta que daba a su cocina y que sabia que esta abierta,y así,poder entrar por ahí,le dije que si claro!!,cuando intento saltar, vio que tenia que hacer muchos contorsionismos,y me pregunto si me importaría que se sacase la ropa de la parte de arriba y se la sujetara,pues no quería mancharsela ya que se acababa de duchar y tenia que ir corriendo a no se donde,le dije que si que vale! me dio la camisa ,la cazadora,el teléfono móvil el tabaco y el mechero y mientras él se descolgaba hacia el piso inferior,yo le sujetaba la cosas y rezaba para que no se matara! a todo esto,pues me vino el pensamiento de, ¿y si ahora entrase mi marido por la puerta,que pensaría?,por que si le digo que se ha quedado encerrado,me preguntara vale!! pero... ¿por que se descuelga medio desnudo con el frío que hace?,a todo esto yo iba con pijama,zapatillas,la bata de dormir y medio despeinada!!!....no se,era una situación tan surrealista,que me estuve descojonando de la risa sola, un buen rato!!!!! ja ja ja!! pues nada!! que el chico consiguió entrar en su casa!!!

WEBSEGUR dijo...

Ya ves, una vez más se confirma que en ocasiones la realidad supera la ficción, desde luego lo tuyo no tiene desperdicio, jajaja, me imagino la situación y es para reírse.