martes, 24 de mayo de 2011

TOMADURA DE PELO EN LA PUERTA DEL SOL


Aquí expongo un texto del blog Zadlander, el autor da su opinión acerca del movimiento Democracia Real Ya en la Puerta del Sol, en él describe la estética de los asistentes, las banderas que claramente se observan y lo que reclama este grupo de “indignados”.
Un texto sumamente interesante que recomiendo leer para que algunos rojos se percaten de que todo ha sido una manipulación y vean lo mucho que les han tomado el pelo.
Parece ser que muchos esperanzados por este movimiento con un aire a la revolución francesa, pero a lo cutre, siguen teniendo la certeza de que fue algo espontáneo fruto de un pueblo inconformista, ahora salen evidencias por todas partes de que en vez de esto ha sido una tomadura de pelo de tamaño descomunal. Tristemente muchos se niegan a ver la realidad después de confiar fielmente en el imposible éxito de esta movida.
El motivo de esta farsa podéis leerlo aquí, pero antes leed el texto.
Cuando los comunistas decían ser demócratas
Sinceramente, me he defraudado a mí mismo al no haber previsto que la Revolución de los Imbéciles iba a comenzar en España. Por todos es sabido que en nuestro país hay un anormal número de anormales, y que su carencia de inteligencia acabaría estallando algún día. La estrategia de los de la Puerta del Sol respecto a los medios de comunicación sorprendentemente ha funcionado: les abuchean, les insultan y así consiguen que hablen bien de ellos. Ayer la tomaron con Telecinco y hoy les ponen de héroes en adelante. Les maltratan y aun así consiguen que les quieran.
La gente habla de este movimiento sin saber; yo que vivo en Madrid, y paso regularmente por la Puerta del Sol (y no por gusto) veo perfectamente lo que se cuece allí: banderas republicanas, punkis, viejas de izquierda Unida, carteles pidiendo el voto para Bildu (ETA)… lo que pasa es que en la televisión aparecen los cuatro portavoces de siempre. ¿Por qué? Porque son los únicos que se duchan con regularidad y saben contar más de diez. El resto es puro comunismo,solo hace falta ver el nombre de los partidos políticos de las pegatinas (Iniciativa Internacionalista, Acción Anarquista, Partido Comunista de los Pueblos de España, Izquierda Unida, Bildu…) y las propuestas (nacionalizar la banca, abolir la propiedad privada, legalizar la marihuana, desmantelar los centros de retención de inmigrantes ilegales…); vamos, todo muy “apolítico”.
Me crucé en una calle aledaña con un tipo con una camiseta roja, amarilla y morada (de qué me sonarán esos colores…) y una estrella de cinco puntas que me echó una mirada que me hizo recordar que menos mal que no tenía (yo) el Himno de España de tono de llamada, que si no…
El caso es que poco a poco, mientras que Rubalcaba, Ministro de Interior, no hace nada, se les va viendo lo que son de verdad: lobos comunistas disfrazados de abuelitas demócratas.
La pregunta es: ¿Quien ha financiado todo esto?

No hay comentarios: