domingo, 20 de marzo de 2011

¿ FRACTURA SOCIAL ?

Los Mossos tratan los problemas de la inmigración con policías de origen magrebí

Soraya y Zohair son dos mossos d’esquadra de origen marroquí. Hablan árabe con soltura y eso es una herramienta de incalculable valor para su trabajo. Zoha, como le llaman cariñosamente, lleva casi dos años en la comisaría de Nou Barris y tiene ya una larga lista de contactos entre la comunidad extranjera. Soraya, que es cabo, hace poco que llegó a la misma comisaría y ahora está reconociendo el distrito. Llegan donde otros policías no pueden llegar. “Hacen que afloren problemáticas ocultas y que encontremos interlocutores muy válidos en la comunidad”, afirma su jefe, el responsable de los Mossos de Nou Barris, el inspector Joan Coll.
Coll pretende a toda costa “evitar una fractura social” en un barrio, por ejemplo, como el de Ciutat Meridiana, donde la población inmigrante supone el 36,5% de los vecinos. De hecho, el distrito de Nou Barris agrupa el 17,6% de toda la población extranjera de la ciudad de Barcelona.
“Debemos inspirar confianza inmediata”, añade el inspector. Con Zoha y muy pronto también con Soraya, lo consigue. El trabajo insistente de la policía de proximidad en Ciutat Meridiana, donde Zoha concentra la mayor parte de su jornada, ha disparado las denuncias presentadas por extranjeros, especialmente por ciudadanos de origen magrebí. Empiezan a confiar.

¿ Pero de qué fractura social nos están hablando, como pueden hablar de fractura si nunca ha existido ni tan siquiera contacto?
Lo que están haciéndo, es darles más confianza, como ya se nos han subido a las barbas, ahora les daremos la navaja para que nos las afeiten.

NO HAY MANERA DE QUE ESTOS POLÍTICOS ENTREN EN RAZÓN

No hay comentarios: