lunes, 23 de noviembre de 2020

UNA GRAN OCASIÓN PERDIDA

UNA GRAN OCASIÓN PERDIDA

En la política, se da demasiada importancia al posibilismo. Esta es la aptitud de partidos políticos que cuando no gobiernan prometen querer alcanzar los cielos, pero que cuando les toca gobernar se vuelven posibilistas, lo que consigue frenar el avance social, cuando no anular ese avance.

Tenemos en la llamada izquierda, los claros ejemplos de ERC y de Unidas Podemos, por no hablar del PSOE. Recientemente en el Congreso de los Diputados, se ha votado en contra de todos los votos particulares, contra las 21 recomendaciones del Pacto de Toledo, recomendaciones, que serán el cemento con el que se construya la próxima reforma de pensiones (tercera en una década), que no augura nada bueno, para los futuros pensionistas.

Un mensaje han dejado claro, las intervenciones de algunos diputados/as (especialmente la de Jordi Salvador de ERC), en contra del de todos esos tertulianos de las diferentes cadenas de TV, que están día y noche metiendo miedo a la gente, con la cantinela de que nuestro sistema de pensiones no es sostenible.

Nuestro Sistema Público de Pensiones tiene fallos que se han de corregir, pero es perfectamente sostenible. Pero los diputados/as en estas intervenciones, hechas desde la tribuna del Congreso, uno de los más grandes altavoces de que disponemos como medio de comunicación, no han sabido o no han querido aprovechar esta oportunidad, para hacer ver a la sociedad en general, cosas tan elementales como las que detallaremos a continuación, cosas que contribuirían sin duda a tener una perspectiva más real de la situación.

Esto lo impide ese posibilismo político de partidos, en los que la ciudadanía deposita su confianza, pero qué al ocupar una parcela de poder, olvidan con demasiada frecuencia, que los ciudadanos les han puesto ahí, para alcanzar esos cielos que prometían cuando no tenían poder. No hemos visto ni oído con claridad, mensajes como; los mayores han construido la sociedad que tenemos, y han contribuido con su esfuerzo personal y su salario, a fortalecer el sistema de pensiones que tenemos; el mercado laboral, es crucial para mantener nuestro sistema, por lo que ellos no son culpables de la desregulación actual, los culpables han sido y siguen siendo las políticas aplicadas por los Gobiernos de turno; el Estado ha hecho un mal uso de los recursos de la Seguridad Social (las cotizaciones de los actuales pensionistas), reconocidos en más de cien mil millones por el Tribunal de Cuentas, más de 500.000 millones por Economistas Frente a la Crisis; se han evaporado 68.000 millones del Fondo de Reserva (también cotizaciones de los actuales pensionistas), se han regalado 65.000 millones a la banca; se regalan 11.000 millones a la Iglesia Católica; tenemos un déficit fiscal con Europa de 7 puntos de PIB (80.000 millones), y un gasto social de 7’5 puntos menos que Europa, gastamos en pensiones 2,5 puntos de PIB menos que Italia o Francia, por no hablar del fraude fiscal, la evasión de capitales y un largo etc… Esta es la realidad que tenemos, la que nosotros venimos trasmitiendo a la sociedad, y la que se debería haber trasmitido desde la tribuna del Congreso (verdadero altavoz social), porque con la trasmisión de estos datos, y el firme propósito de actuar desde el Gobierno para corregirlos, es como se pueden alcanzar esos cielos prometidos, se puede dar confianza a los ciudadanos en la política y se puede alejar la idea en los jóvenes, de que los mayores somos unos privilegiados, a los que nos pagan mil euros al mes sin hacer nada, mientras ellos ganan lo mismo trabajando 10 horas. Un saludo, desde UNITAT PENSIONISTA.CAT

No hay comentarios: