miércoles, 14 de octubre de 2020

ESPELUZNANTE RELATO DE UNA EMPLEADA DE LA RESIDENCIA DE SEGUR

Por mucho tiempo que haga que se están dando casos similares, está claro que el gobierno se lo pasa por el forro, como si fuera tan difícil realizar una inspección anual a todas las residencias y avitar que se sigan produciendo estas atrocidades, los mayores deberían ser una preferencia y merecen las mejores atenciones, a ver cúantas más tienen que salir a la luz para que se tomen medidas de una vez por todas. 

Este es el relato que una empleada hace en facebook sobre la situación de la recién cerrada residencia de Segur por irregularidades, así es como lo llaman al mal trato, por decirlo también de una manera suave.

Copio literalmente:

Estrella Camacho Redondo

Yo soy una de las últimas trabajadoras de la resistencia calafell park y lo mejor que les podía pasar a esos abuelitos es que los trasladarán, la mayoría no tienen covid pero los trataban como animales, si no comían les daba igual, no se los podía bañar, nos quitaron jabón, peines, los tenían con la suciedad en el pañal horas y horas, podría decir que no había ninguno que no tuviese el culo en carne viva. El desayuno era nefasto, no les importaba si podían tragar o no. Si podían los dejaban en la cama todo el día y no se les hacía caso, yo fui de las últimas que fueron y no lo resistí, tuve que irme porque no soportaba ver como los trataban, no nos dejaban ni darles un poco de cariño. Hoy cuando vi en la tele que los trasladaban se me saltaron las lágrimas. Nuestros mayores no se merecen ese trato, estén o no con covid.

Nosotras no podíamos hacer más, ya que las encargadas lo único que hacían eran chillarnos o enviarnos a otro sitio si veían que hablábamos con ellos o queríamos que comieran, solo por darles un poco de cariño me sacaron de la habitación de uno de ellos a chillidos.

Era horrible ver como estaban, por eso no lo soporte. Espero que a los dueños, directivos que llevaban el centro les caiga una buena. Porque trataban a las personas como bultos.

Así que doy gracias que los hayan sacado de allí y puedan recuperarse todos. Un beso enorme para todos los familiares y usuarios de la residencia calafell Park.

La casa de los horrores






No hay comentarios: