Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

lunes, 20 de julio de 2020

ENTREVISTA CON EL ALCALDE



Inmediato: medidas para frenar los contagios. Pero también planificar el nuevo modelo de Calafell y luchar contra la okupación ilegal. Pero es imprescindible acabar con el olvido de la Generalitat.

- Un año difícil. ¿Qué se ha tenido que priorizar y qué descartar?
Priorizamos un plan de rescate con 3,3 millones para ayudas a familias, negocios y establecimientos por los efectos de la pandemia. También inversiones en edificios municipales y en una escuela aún en barracones, para que sean espacios seguros.

- ¿Cómo se logra invertir?
Hay un Ayuntamiento saneado y un remanente de 2019 que lo permite y guardar una reserva por si se necesita otro rescate. No tememos las inversiones previstas, aprobadas antes de la alarma, aunque pueda haber algún retraso por el parón de tres meses.

- ¿Podrán usarse los remanentes?
El Estado debe ser consciente de la situación. Los remanentes deben quedar a disposición de los municipios para hacerle frente y flexibilizar la regla de gasto.

- ¿Qué hemos aprendido?
La necesidad de muscular los servicios públicos, insuficientes tras años de recortes. Y que a los ayuntamientos no se nos puede dejar solos, pese a estar en primera línea, con responsabilidades que no corresponden y cubriendo lo que las administraciones superiores tienen como competencias y no llegan por falta de recursos.

- ¿Preocupa que el incumplimiento genere rebrotes?
Preocupa, porque nos jugamos mucho. Hay miles de muertos. Además el sacrificio ha sido enorme en términos sociales y económicos. No nos podemos permitir otra oleada del virus, que sería devastadora.

- ¿Qué puede hacer un municipio?
Actuamos para evitar aglomeraciones e incumplimientos, incluso con un refuerzo de agentes de policía local. Pero sin más apoyo de los Mossos no llegamos a todo. Lo importante es la responsabilidad de todos. Por parte de los residentes y de los veraneantes. No hay suficiente policía para suplir a la responsabilidad de todos. En la autorresponsabilidad es en donde nos jugamos lo que pueda pasar.

- Una reciente resolución archiva la denuncia de inactividad para evitar los ruidos en la calle. Hace meses se anunció que se trabajaba con el sector del ocio para cambiar el modelo de turismo.
El archivo de la denuncia muestra que hemos actuado correctamente. Es una indicación para seguir en la misma línea y mantener la exigencia, o incrementarla. Hemos hecho mucho trabajo y no queremos tirarlo por la borda. Hay que ser conscientes de que la normativa acústica nos obliga a seguir con las políticas que hemos iniciado.

- ¿Y el modelo que se busca?
El de un ocio saludable y respetuoso. Hemos invitado al sector a reinventarse y a renovar públicos. Queremos acciones realistas con resultado. En la calle Monturiol se ha hecho muchísimo trabajo desde hace años: urbanístico, policial, educativo..., pero hay problemáticas que no acaban nunca del todo, y no sólo del ruido.

- Lo desbordante es el incivismo con las basuras.
Somos contundentes, incluso abriendo bolsas para identificar a los infractores. Pero no ha sido suficiente y habrá mano dura. Reforzaremos la inspección y vigilancia. Que el civismo que se pide para todo se observe también en la limpieza. El nuevo modelo de recogida debe ayudar a disminuir esos problemas de incivismo.

- Tras un refuerzo por las okupaciones ya no se ven tantas patrullas de Mossos.
La falta de efectivos de Mossos en el Baix Penedès es un mal endémico. Los ayuntamientos, a base de quejarnos, conseguimos apoyo puntual, pero dura poco. Los que tenemos Policía local los estamos sustituyendo en sus competencias, con un coste elevado aunque no lleguemos a todo. Es un problema ante el que no hay forma de que Interior reaccione.

- Defiende la lucha contra la okupación ilegal. ¿Cómo?
Luchamos hace muchos meses. Con lo que está al alcance de un Ayuntamiento. No es mucho, ya que las leyes no nos permiten más, pero no renunciamos. Y somos contundentes. Hemos cortado el agua a los okupas conflictivos y que se sitúan al margen de la sociedad, rechazando incluso el apoyo de los servicios sociales. Hemos tapiado viviendas. Se ha detenido a los que, además, habían cometido delitos. Son acciones que van a seguir.

- Se ha quejado también de la impunidad.
Cualquier esfuerzo queda en nada por aquello de que entran por una puerta y salen por otra. O cuando la ley nos obliga a empadronarlos. Es un sinsentido. Hay que cambiar las leyes. Estamos creando un frente institucional de municipios para presionar. Las leyes que se están aprobando van en sentido contrario a lo que pide la sociedad: acabar con este modelo que fomenta el pasotismo y volver a la cultura del esfuerzo.

- También preocupa la inseguridad.
Lo mismo. Hemos sufrido rachas de robos en el último año que han creado inquietud. Pero cuando se detenía a los presuntos culpables, al llegar al juzgado quedaban en libertad. La policía hace su trabajo, pero queda impotente ante hechos así. No vamos a tirar la toalla. Pondremos más cámaras y más agentes cívicos que permitan a la Policía Local dedicarse más a los temas de seguridad.

- ¿Qué modelo de ciudad debe lograrse?
Equilibrado. Sin agravios entre núcleos por déficits históricos de servicios y equipamientos que aún se arrastran. El futuro estará determinado por los objetivos de la Agenda 2030. Los presupuestos participativos estarán enfocados a ello. La participación de la ciudadanía en los asuntos públicos forma parte del modelo. Ya se trabaja en la Agenda 2030 y en convertir Calafell en una Smart City.

- Tarifa de tren, peajes, zona de bajas emisiones de BCN… Y la comarca sin voto en decisiones que le afectan.
Lo mismo en los presupuestos de la Generalitat. El Baix Penedès está en la cola de las inversiones: las más bajas por habitante de toda Catalunya, pese a que necesitaríamos un Plan Marshall para revertir ser la comarca con más paro. Hemos de seguir movilizándonos, de forma institucional con pactos comarcales. Pero para conseguir resultados deberían escucharnos. Nuestros representantes en el Parlament no nos han escuchado, desde la comarca habrá que proponer a otros.

- El turismo y el comercio ¿son suficientes para asentar población y sortear la crisis? ¿Cómo pueden atraerse inversiones empresariales?
El turismo y el comercio necesitan diversificarse. Se han de hacer realidad ideas que se han desarrollado poco o quedado en bonitas palabras. Me refiero al turismo familiar y la desestacionalización o a crear un centro comercial al aire libre en las zonas de tiendas. Un ejemplo que comienza a dar resultados, es el giro que le estamos dando al Port de Segur.

El parque empresarial está poco ocupado.
Las cosas tal vez comenzarían a cambiar con algo tan sencillo como que el peaje de la autopista, uno de los más caros de Europa, dejara de penalizar a la zona. También afecta a la llegada de turistas y perjudica a hoteleros y comerciantes. La filosofía aplicada en el Puerto se puede aplicar al parque empresarial, hay que apostar por él.

No hay comentarios: