Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

miércoles, 20 de mayo de 2020

NUNCA VAMOS CONOCER LOS DATOS REALES


La gestión de los datos que rodean al nuevo coronavirus por parte del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas es una de las fuentes de problemas más recurrentes durante la crisis sanitaria. Primero, las comunidades debían notificar todos los casos positivos, sin tener en cuenta la prueba que los detectó. Ante la disparidad de criterios, la directiva cambió y se exigió a las comunidades separar los positivos según la prueba que los detectó -PCR o tests de anticuerpos-. Después, algunas comunidades -como Catalunya- se desmarcaron notificando las defunciones registradas por las funerarias. Los constantes cambios dificultan dibujar la evolución del impacto diario de la Covid-19 en nuestro país e imposibilitan las comparaciones entre comunidades. Más aún cuando más del 80% de los casos que recoge Madrid se distribuyen en su serie histórica y no cuentan como nuevos contagios.

La comunidad presidida por la popular Isabel Díaz Ayuso remite a Sanidad un informe diario en el que notifica, como las demás, todos los casos, fallecidos, hospitalizados, ingresados en UCIs y recuperados por el nuevo coronavirus en las últimas 24 horas. El dato, sin embargo, no se puede traducir como la imagen epidemiológica exacta del día. La cifra crecerá en los días posteriores, ya que Madrid asigna “a los casos nuevos notificados la fecha en la que se toma la muestra o se emite el resultado”, tal y como señala el informe diario de Sanidad desde el 30 de abril.

Un método que modifica cada día el histórico

“Todos esos datos después se van consolidando cada día y van variando de días anteriores”, señalan desde la consejería de Salud. Este método, que imposibilita cualquier comparación entre regiones ya que no es el usado por las demás, es defendido como el más “honesto”, ya que “muestra la realidad más cercana al momento del contagio”, apuntan. Las modificaciones de las cifras de días anteriores implican, además, variar el total e incremento de casos a nivel nacional, día tras día.


De esta forma, Madrid asigna “a los casos nuevos notificados la fecha en la que se toma la muestra o se emite el resultado”, tal y como señala el informe diario de Sanidad desde el 30 de abril. “Todos esos datos después se van consolidando cada día y van variando los datos de días anteriores a medida que se van consolidando”, señalan desde la consejería de Salud. A modo de ejemplo. El pasado miércoles 13 de mayo , la comunidad notificó un incremento de 75 casos positivos respecto a la jornada anterior. Ese día, sin embargo, Madrid también destacó la existencia de 297 casos nuevos incorporados en la serie histórica. Esa cifra modificó tanto el total de casos como el incremento de los días anteriores. De la misma forma, los datos ofrecidos los días posteriores modificaron el anunciado el 13 de mayo: según el informe del día 18 de mayo, los casos que se registraron el 13 ya no son 75, sino 198. Con este método, la Comunidad de Madrid afirmó tener el pasado lunes sólo 5 contagios nuevos, mientras que incorporó 88 a su histórico.

Con este sistema, mirar la evolución del número total de casos, a nivel nacional y de la Comunidad de Madrid, también se complica. La única cifra que se puede tener en cuenta es la última, ya que la publicación de esta modifica de forma automática la de días anteriores, al adjudicar Madrid fechas pasadas a los casos recogidos.


El proceder de la comunidad no es, según apuntan desde la consejería, “nada raro”. “Lo notificamos todo”, apuntan, asignando cada positivo al día en el que se cursó la petición de PCR. Otro ejemplo: los 5 casos notificados el pasado lunes corresponden a personas que pidieron la prueba el domingo y el mismo día obtuvieron los resultados afirmando ser portadores del SARS-CoV-2. Los otros 88 se reparten en “los dos o tres” días anteriores, ya que corresponden a retrasos en la notificación de positivos.

La cifra de nuevos casos en las últimas 24 horas no puede ser esgrimida como argumento para demostrar, rebatir o siquiera definir la situación epidemiológica de Madrid. Lo importante, tal y como recalcan desde la consejería “es que la tendencia es positiva” y el número de casos “decrece semana a semana”. Pese a ello, desde algunos sectores se apela a los datos diarios para argumentar una desescalada más rápida para la comunidad y para criticar la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez.


No hay comentarios: