domingo, 17 de mayo de 2020

CARTA DE UN/A SANITARIO/A AL GOBIERNO

"Hoy voy a explicar algo, algo que no iba a hacer pero creo que si he de hacerlo para que se sepa... Trabajo en un hospital, ayer tarde viví algo que no se me olvidará en la vida, estoy en urgencias y a parte de todos los casos que veo, que son bastante impactantes este me tocó el corazón en lo más profundo.

Escribo esto por si llega al gobierno, ojalá le toque un poco el corazón si es que lo tienen... Entró un abuelito en un box positivocoronavirus, 82 años, en su cara ya vi la tristeza. Al preguntarle me dijo: ¿no podemos hacer nada verdad?, en otro momento hubieramos hecho lo imposible, pero con tantas personas que vienen detrás de 30 a 40 años no hay respiradores para un abuelito de 82.

Mientras le ponían una vía yo esperaba desde la puerta mirandolo, el abuelo se giró y dijo: Se que voy a morir, pero quiero que sepáis que yo os apoyo y se que no es vuestra culpa y quiero daros las gracias por cuidarnos y el esfuerzo que hacéis, yo ya he cumplido en este mundo, ahora os toca a vosotros hacer un mundo mejor.

El enfermero salió llorando, y yo tuve que irme al lavabo, el abuelito murió de madrugada.

Señores gobernantes, ¿esto es justo? ¿Es justo para estas personas que han luchado tanto en su vida morir así, solos, porque no hay material para intentar salvar sus vidas? Nos deis aplausos y las gracias por la tv, ¿para que?, vuestras gracias no nos valen de nada si no dais las herramientas necesarias para que se salven vidas.

Nosotros físicamente tenemos heridas en la cara, nariz, en la frente de las gafas, los dedos de las manos se nos despellejan de tanto lavarnoslas, acabamos agotados corriendo de un lado a otro, sin apenas descanso ni para un café, pero, ¿saben qué señores gobernantes?, no nos importa, y seguiremos ayudando hasta que se nos caiga la cara de dolor, pero, ¿y el psicológico?, a mi jamás se me va olvidar de la mente la cara de este abuelito, jamás, y la impotencia de no poder hacer nada porque ustedes no proveen de los medios necesarios. 

No nos deis las gracias por la tele señores, proveer de los medios que hacen falta para salvar vidas, eso es lo que tenéis que hacer. Estos abuelitos que están muriéndo hoy, son los niños de la guerra y de la posguerra, vinieron al mundo en medio de la Guerra Civil, son los que se sacrificaron y pusieron este país en marcha en los años 50, 60 y 70. Hoy se van en medio de una pandemia, pasaron una guerra, reconstruyeron un país y ahora son las mayores víctimas de este virus, son nuestros héroes. Nuestros mayores. Tenemos la obligación de protegerles, y ustedes los están dejando morir

Quizás este texto no sirva de nada o quizás sí quién sabe, pero para mi los verdaderos héroes son ellos, todos los abuelitos a los que se les esta negando la vida, en memoria de José que así se llamaba el abuelito que murió solo, sin su familia en esa habitación de ese hospital donde yo trabajo, y de todos los abuelitos que nos están dejando, ojalá tengáis la paz que siempre merecéis." 

No hay comentarios: