Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

lunes, 2 de septiembre de 2019

EN MARCHA EL PLAN PARA ACABAR CON LOS "OKUPAS VACACIONALES" EN CALAFELL



Son casas unifamiliares, la mayoría propiedad de bancos que pasaron a las entidades porque los promotores no pudieron venderlas ni hacer frente los prestamos. Cerca de la playa y en muchos casos con piscina. Muy tentadoras como una segunda residencia okupa.

Una investigación realizada por el Ayuntamiento de Calafell y la empresa que gestiona el servicio de aguas ha constatado lo que denunciaban muchos vecinos: las okupaciones vacacionales.

Ayuntamiento, Policía Local y la empresa de aguas han elaborado un listado de lo que denominan «fincas conflictivas» para iniciar este mes un corte de agua en casas y edificios okupados. En la investigación se ha constatado que hay okupantes que sólo están los fines de semana y en periodos vacacionales, quizá porque tienen trabajo y vivienda habitual y propia en otras localidades el resto del año.
«Son casas con piscina, que tienen el agua pinchada a la red pública», como señala el alcalde Ramon Ferré.

Cortes de agua

Vecinos de Calafell también denuncian la situación porque cuando esas casas están okupadas suele haber ruidos de fiestas y desórdenes. El Ayuntamiento explica que la prioridad en los cortes de agua será en casas «que ya ha visitado la policía por denuncias de fincas colindantes, donde hay perros peligrosos o piscinas sin que haya un contador de agua».

Ferré añade que también por esas casas okupadas pasan diferentes personas durante las vacaciones por lo que se teme que puedan alquilarse y que en algunas haya quien se quedan todo el año.

Procesos lentos

Al ser casas titularidad de bancos los procesos judiciales van lentos. No hay un propietario que las reclame, por lo que la situación puede eternizarse. Pero desde el consistorio señalan que esas okupaciones disfrutan de unos servicios como la recogida de basuras, iluminación en calles y otros, por los que no pagan. Además de los pinchazos de luz y agua.

Por ello se impulsa un corte de agua a muchas fincas que la toman directamente de la canalización general sin contador.

Entre las prioridades de corte de agua que el Ayuntamiento impulsará este mes hay un edificio en la calle Po de Segur de Calafell que está totalmente okupado prácticamente desde que se acabó de hacer. Está a escasos metros de la playa y okupado durante todo el año. Ferré señala que es una de las prioridades del listado porque ha habido numerosos problemas con los residentes de la zona.

Rejas en las ventanas

Hace unos días los vecinos se sorprendieron al ver cómo en la ventanas de uno de los pisos se colocaban rejas y también había un vigilante de seguridad en la puerta. Los residentes en la zona explican que alguien haya adquirido el edificio y ahora impulse o haya acordado un desalojo.

El alcalde señala desconocer si alguna entidad financiera se ha hecho con el inmueble y pretenda un desalojo. En todo caso. Ferré explica que la Policía Local está atenta para controlar que las personas que puedan salir de ese inmueble no vayan a otras casas.

Sobre los cortes de agua en las fincas que ya están seleccionadas el Ayuntamiento señala que se empezarán a ejecutar en las próximas semanas con técnicos de la compañía acompañados de la Policía Local.

No hay comentarios: