Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

lunes, 29 de julio de 2019

ESTAMOS RODEADOS DE ESTAFADORES

Internet debe ser prácticamente imposible de controlar, prueba de ello es la proliferación de imbéciles estafadores que invaden los correos a la caza del incauto, todavía no entiendo cómo alguien se puede creer que le van a regalar un terminal último modelo por un euro, claro que debe haber quien cae en la trampa, de lo contrario no existirían esos aprovechados. 

Utilizan todo tipo de medios, marcas, empresas, logos, lo que sea necesario con tal de ver si cuela, últimamente me están entrando a diario mensajes a nombre de "Correos" para decirme que hay un paquete (cuando yo no espero ningún pedido) con el objetivo de que rellene mis datos en su formulario.

Como puedes apreciar, alguna URL pertenece a Rumanía, no sólo los tenemos de carteristas en las grandes capitales, en internet también hacen de las suyas. Montan toda una parafernalia con encuestas, explicaciones y felicitaciones, hasta que llegas al último formulario y, qué casualidad, este consiste en que insertes tus datos de la tarjeta, todo sea para que te puedan ingresar 25 € por tu cara bonita. Son tan inútiles que tienen una redacción que da pena, ni siquiera se molestan en hacerlo medio bien.

De todas formas, aunque en este caso sean unos auténticos chapuceros, te puedes encontrar con alguna URL que haga que la confundas con la real y también se trate de un timo, a veces tan sólo cambia la extensión del país, o sea, las dos últimas letras, que también las hay, para ello debes tener en cuenta unos principios básicos o elementales:

- Mensajes o correos que provengan teóricamente de tu entidad bancaria: asegúrate de que la URL es la oficial, ante la duda, LLAMA A LA ENTIDAD.
- Mensajes o correos de empresas conocidas: si no lo ves claro, busca algún teléfono para comunicar con ella y comentar la incidencia.
- Mensajes o correos de empresas de servicios: no te fíes de los que vengan de Gas Natural, compañías de luz o de agua, nunca proporciones tus datos sin asegurarte de que no se trata de un timo, ante la duda, busca el teléfono en la factura y pregúntales.
- Mensajes o correos del juzgado, guardia civil o policía: ante la duda, LLAMA A LA POLICÍA.

NO LO OLVIDES: ¡¡¡NADIE REGALA NADA!!!










No hay comentarios: