Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

jueves, 16 de mayo de 2019

EL VÍDEO DEFINITIVO QUE CONFIRMA LA FARSA DEL JUICIO

Esto es la vergüenza de todo un país, vamos a ser el hazmerreir del mundo, la inverosímil, ridícula y patética actuación de este impresentable personaje no solo debería ser motivo de inhabilitación, sino que debería ser juzgado y condenado a no poder ejercer de por vida, es incomprensible como una inmundicia humana como esta puede haber llegado a ocupar un cargo de esta envergadura.



El juez Manuel Marchena, presidente de la sala del Tribunal Supremo español donde se está practicando el juicio farsa contra los presos políticos independentistas, ya hace días que no disimula.

Tal como informa LasRepúblicas.cat, su posición prepotente y vehemente contra los testigos llamados por las defensas, choca frontalmente con la permisividad y benevolencia con que trató a los testigos de las acusaciones, especialmente el de los policías españoles y guardias civiles.

Hoy ha sido indecente el trato de parte que ha dirigido el magistrado durante el interrogatorio del abogado Benet Salellas a la filósofa Marina Garcés. De hecho, los mismos presos políticos se han hecho eco en las redes del escándalo y vergüenza de la escena y, especialmente, si se compara con otros testigos.

Marchena no ha dejado responder a Garcés sobre qué sintió el 1-O ni tampoco hablar de emociones como el miedo. Su trato ha sido muy duro contra el letrado Salellas y hasta que este abogado no ha renunciado a hacer más preguntas no ha cesado. Cuando Salellas ha desistido, sin miedo a demostrar su arbitrariedad, Marchena lo ha celebrado con un “Así, mucho mejor”.

Los testigos que ejercieron como los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil estaban llenos de emociones, sentimientos y narrativas sensoriales y subjetivas basadas en su percepción de los hechos: “caras de odio, ratoneras, escenario dantesco, miedo, angustia” incluso con teatro “uff, es que lo recuerdo y…”.

Más escandaloso es recordar que dejó al Coronel Baena (en Tácito) usar el término “período insurreccional” para referirse a los momentos posteriores al 1-O.

Este es el vídeo que destroza a Marchena como magistrado y presidente de la sala del TS inhabilitándole de facto:

No hay comentarios: