Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

miércoles, 5 de diciembre de 2018

DIRECTIVOS DE LA SANIDAD SE SUBIERON EL SUELDO DURANTE LA CRISIS




Directivos de la sanidad concertada tarraconense subieron el sueldo durante la crisis o lo mantuvieron por encima del tope máximo fijado por la normativa de la Generalitat. También, según documentación a la que ha podido tener acceso Diari Més, entre los años 2014 y 2016 una veintena de altos cargos de empresas privadas y fundaciones de la demarcación vieron incrementadas sus nóminas, en pleno contexto de crisis y de recortes en la sanidad pública y concertada. La información fue solicitada a través de la Ley de Transparencia por parte del sindicato Metges de Catalunya (MC) en agosto de 2016, un año y medio después, más de quinientas notificaciones y un millar de correos electrónicos, el sindicato ha decidido detener una investigación todavía incompleta. Entre los datos más relevantes, los sueldos de los directores generales de la Xarxa Santa Tecla Sanitària i Social y del Institut Pere Mata, que superan el tope máximo fijado por la administración de 109.633 euros para altos cargos. Este baremo, sin embargo, las empresas privadas proveedoras de la red pública alegan que tienen autonomía de gestión aunque una parte significativa de sus ingresos sean públicos.

En el caso de la Xarxa Santa Tecla, el director general cobraba en cada uno de los tres ejercicios –2014, 2015 y 2016– 125.031,48 euros, mientras que a su gerente de servicios sanitarios le quedaba poco para llegar al tope, con 108.800,2 euros. Por su parte, el director general del Institut Pere Mata llegaba a sumar un salario anual de 137.428,32 euros el año 2016 –este dato es según estimaciones del sindicato, ya que la empresa prefirió no facilitar la información completa– y de 160.672,04 euros los años 2014 y 2015.

Poca transparencia
 
La web de la Xarxa Santa Tecla no ofrece ningún tipo de dato económico y, de hecho, teniendo en cuenta toda la estructura, sólo han facilitado información en lo referente a cuatro directivos, mientras que de otros, como SAGESSA y GINSA han informado de 36 cargos directivos. Según Xavier Lleonart (MC), este «sesgo» se debe a criterios de cada empresa a la hora de facilitar la información a la Comissió de Garantia del Dret d’Accés a la Informació Pública (GAIP), y no se debe a qué un grupo tenga más o menos altos cargos. El Grup Pere Mata y la Policlínica Comarcal del Vendrell (PCV) ha informado de diez altos cargos; GiPSS de siete; el EBA Muralles Salud, el Hospital Pius de Valls y STS Asistencial de cuatro; el Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili de dos; y el EAP Alt Campo Oest tan sólo de uno. En lo referente a la transparencia, cerca de cuarenta empresas intentaron prohibir la difusión de su información, independientemente que eso no sea posible con la actual Ley de Transparencia. Entre ellas estaba el EAP Alt Camp Oest y Pius Hospital de Valls, que se referían al régimen legal de Protección de Datos de Carácter Personal y pedían a GAIP que recordara al peticionario la prohibición.

Las subidas más chaladas 

El año 2010 el gobierno de Artur Mas empezó a recortar sustancialmente el presupuesto del Departament de Salut y no fue hasta 2017 con Carles Puigdemont que las cuentas iniciaron el remontamiento. En todo este tiempo de ajustes los profesionales de la sanidad –pública y concertada– han denunciado «sobrecarga asistencial» en más de una ocasión, a la vez que las listas de espera se hacían más largas. En este contexto, varios directivos de la sanidad en la demarcación decidieron subir el sueldo. La subida que más llama la atención es la del conseller delegado del EBA Muralles Salut, que el año 2014 cobraba 72.165 euros y que en el 2016 llegó a los 97.922, más de veinte mil euros de diferencia. En la misma empresa, tres consellers se lo subieron con cerca de treinta mil euros, doce mil y dos mil respectivamente. Un poco menos se lo subió al director del CMQ de Reus, que pasó de 54.073 a los 63.571 euros. El resto de aumentos son de cantidades inferiores pero que, sumadas, hacen incrementar la ratio de lo que dedican del presupuesto anual a remunerar a los directivos.

La ratio más elevada -MC cree que lo recomendable es que represente menos del 1%- es en el Grup Pere Mata, con un 5,27% en el 2015, pero también destaca el 4,38% de aquel mismo año en la PCV. El total del dinero invertido en salarios para directivos creció de manera notable: 65.000 euros más en el EBA Muralles Salut, 108.000 más en SAGESSA, y 50.000 más en STS.

Los sueldos más altos en Cataluña 

De entre las 121 empresas con las retribuciones estudiadas, algunas sorprenden porque superan incluso la del presidente de la Generalitat. La más alta, de 287.337,76 euros el año 2014, pertenece al Hospital Plató de Barcelona. El exdirector del CatSalut, David Elvira, intentó en 2017 que se obligara a los proveedores de la red pública a publicar los datos. A pesar de eso, desde el sindicato no tienen noticias. 42 gestores catalanes se subieron el sueldo en estos años de crisis.

No hay comentarios: