Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

sábado, 29 de septiembre de 2018

EL BANCO DE SANTANDER EN QUIEBRA TÉCNICA



El hundimiento de Forum Filatélico y Afinsa
a cambio de condonar la deuda del PSOE con el Banco de Santander

Estamos asistiendo a uno de los últimos escándalos protagonizados por el Clan Botín; decimos uno de los últimos –porque con esta familia en cualquier momento puede saberse algo aún más gordo que lo anterior; y también porque se acerca el final de la impunidad para la actual presidente del Banco de Santander, entidad que tiene los días contados y que, más pronto que tarde, va a tener que ser intervenida por el Gobierno de España por su situación real de QUIEBRA TÉCNICA.

Parece que ya nadie recuerda que el Banco de Santander condonó una extraordinaria deuda contraída por el PSOE con la entidad entonces presidida por Emilio Botín, a cambio de destruir dos empresas que estaban llevando de cabeza al patrón de la baca y cuya competencia no podía asumir: les estoy hablando de las empresas FORUM FILATÉLICO y AFINSA, dos compañía extraordinariamente rentables para sus clientes y que no tenían ningún problema de viabilidad económica; antes bien, una figura tenebrosa en la historia política de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, facilitó la denominada “operación Atrio”, bautizada con el nombre del lugar donde se reunieron para desarrollar la estrategia de intervención de ambas compañías y en las que participaron los prevaricadores jueces Baltasar Garzón, Santiago Pedraz y Marlaska -el actual ministro de Interior y a quien la muy femisocialista ministro de Justicia Dolores Delgado (entonces Fiscal en la Audiencia Nacional) se refiere como “el maricón”-.

Por este pago a Emilio Botín, MEDIO MILLÓN de españoles perdieron todos sus ahorros y siguen sin ser compensados por la justicia ni por el Estado.

Pero antes de ver cómo Ana Patricia Botín elige prisión a la carta (lo mismo que hizo Iñaki Urdangarín) habrá de soportar que se sepan sus últimas y maquiavélicas actuaciones, el espejo que le devuelve su verdadera imagen, el rostro de una de las mujeres más malévolas de toda la historia de la humanidad.

El gobierno regala el Banco Popular a Ana Patricia Botín para salvarla del hundimiento:

a pesar de ello, el Banco de Santander irremisiblemente se hunde

Por mucho que el Gobierno de Mariano Rajoy regalara el Banco Popular para salvar el trasero de Ana Patricia Botín, el Banco de Santander -que desde su llegada a la presidencia de la entidad en 2. 014 (presumiblemente tras haber inducido al asesinato de su padre según querella presentada ante la Audiencia Nacional) ha descendido hasta un 40% el valor de las acciones logrando el triste registro de convertirse en la peor gestora banvcaria de la historia de España- resulta que el Santaner no dispone ahora de los recursos económicos necesarios para hacer frente a la cantidad dedemandas que se le vienen encima de clientes y grandes inversores tanto en España y resto de países de la Unión Europea como en Estados Unidos y países hispanoamericanos.

Ana Patricia Botín, sin el menor sonrojo ha tenido el descaro de manifestar ““No se entiende que hayamos salvado un banco, hayamos quitado presión a todo el sistema financiero español con esa compra y tengamos que sufrir este calvario judicial durante los próximos años”.

Parece más que probable que judicialmente el Santander se enfrenta a una situación muy similar a la vivida por Bankia y que no va a dar abasto en los tribunales –como le ocurrió a Ignacio Goirigolzarri tras la “herencia” que recibió de un Rodrigo Rato que para vergüenza del sistema judicial español todavía camina libre por las calles de España.

Así las cosas, Ana Patricia Botín está ejerciendo toda la presión que puede (presión que cada vez es menor porque ya no le quedan apoyos casi en ningún lado, ya se sabe que en España cuando alguien comienza a oler a cadáver hasta los más próximos salen corriendo antes que les afecte la putrefacción) para que seamos los españoles quienes asumamos los costes judiciales del regalo recibido y su descalabro con la adquisición del Banco Popular, una entidad que valía 1.330 millones de euros en Bolsa y que tenía 147.000 millones de activos, 11.948 empleados y 1.739cuando le fue “vendida” por 1 euro al Banco de Santander.

Sin entrar en grandes detalles económicos que harían que el lector se pierda, la operación consistió en un regalo del Gobierno de Rajoy para salvar el culo de Ana Patricia Botín, a costa de arruinar completamente a 305.000 accionistas y a sus inversores, que tenían unos 2.000 millones en bonos convertibles y en deuda subordinada.

Es decir que, lo que ahora pretende esta auténtica depredadora económica es que seamos todos los españoles quienes paguemos el coste de sus litigios y quedar exenta del calvario judicial que se le avecina y que, tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI)como el banco Central Europeo (BCE) ya han advertido de manera oficial al Ejecutivo español que supondrá la QUIEBRA TÉCNICA del Banco de Santander y que obligará a su INTERVENCIÓN por parte del Gobierno de España.

La jugada que está intentando ejecutar ¡a toda prisa! Ana Patricia Botín es la creación de un nuevo banco, un banco puente que sería el responsable jurídico de la compra del Popular por un euro (después de haberlo comprado el Santander por 1 euro, la Botín quiere que una entidad todavía inexistente sea quien hubiera realizado la compra) a objeto de librarse de la marea de demandas judiciales que se le avecinan. Después ese banco se declara insolvente o es intervenido por el Gobierno y asunto concluido para una familia que hasta ahora ha conseguido lo que ha querido de Gobierno y Justicia española.

Ana Patricia Botín ya lo ha intentado enviando un primer “globo sonda” en defensa de su proyecto de quitarse el muerto de encima y hacer que lo paguemos todos los españoles y, siguiendo sus directrices, hace tan sólo unos días el Consejero Delegado de CaixaBank manifestaba en su comparecencia ante el Congreso que “la manera menos costosa de resolver un banco es acordar la venta de sus activos y pasivos a otra entidad. Aquí es clave la seguridad jurídica para el comprador. Si tras un proceso de resolución, el comprador se puede ver obligado a responder por las contingencias generadas por actuaciones del banco rescatado, es probable que decida no acudir al rescate, privando al mecanismo de resolución de la alternativa más eficiente. En función de cómo se desarrollen las responsabilidades del último proceso de resolución habido en España”. Y refiriéndose directamente al Banco de al Santander y su compra ¡por 1 euro! del Banco Popular, Gonzalo Gortázar manifestaba: “Es posible que no aparezca ningún voluntario para hacerse cargo de la próxima entidad con problemas, sea en España o en Europa. Por tanto, en mi opinión, es prioritario desarrollar legislación que libere de responsabilidades heredadas al comprador de un banco en proceso de resolución”

¡Con dos cojones! ahora resulta que el Banco de Santander es una entidad benefactora que nos hizo el favor a todos los españoles de quedarse por 1 euro otro Banco que valía más que el propio y que funcionaba mucho mejor que el “todavía” presidido por la nefasta gestora bancaria Ana Patricia Botín. Y mientras tanto, analistas, contertulios, directores de medios, periodistas y el resto de la legión de lameculos de Ana Patricia Botín que sobreviven gracias a la publicidad del Banco de Santander, intentando “vendernos la cabra” a todos los españoles.

En Brasil Ana Patricia Botín ha cavado su tumba.
El Banco de Santander da sus coletazos
¿Qué pasa con Soraya Sáenz Santamaría?

Otra pregunta que nadie parece hacerse: ¿dónde está, a qué dedica el tiempo libre la otra mujer que compite con su otrora íntima amiga -Ana Patricia Botín- por ocupar el primer puesto en el ranking de las mujeres más malas de toda la historia de España? ¿Qué ha sido de Bolita de Azufre tras anunciar que se retira (que es la manera elegante de decir me han echado después de pegarme una patada en el culo) de la política? ¿Cuál es la puerta giratoria que espera ser traspasada por la mujer que más poder ha tenido en los últimos ocho años en España? ¿Por qué no desembarca –como lo ha hecho todo su equipo más directo de colaboradores- en el Banco de Santander?

¡Por Dios!, ¿dónde está, qué hace y –sobre todo- qué quiere ser de mayor Soraya Sáenz Santamaría (ya sin el “de” entre el primer y el segundo apellido ahora que ya no es la vicepresidente de todo) a qué piensa dedicarse el día de mañana?

Tiempo habrá de comprobarlo pero finalmente la exvicepresidente ha decidido que con su fracaso en la política ya tiene colmado el cupo de descalabros en su vida y no va a acompañar a Ana Patricia Botín en su hundimiento profesional. Soraya apuesta a caballo ganador y sabe bien que la ruina del Banco de Santander sólo es cuestión de tiempo. E incluso me atrevo a aventurarles que se ha asociado con el peor enemigo de Ana Patricia Botín, el mismo que fue despedido como Consejero Delegado nada más tomar posesión de la presidencia del Banco de Santander, Javier Marín al parecer por negarse a realizar el último pago del secuestro de la banquera (y del que la opinión pública ha tenido que esperar casi 20 años para tener conocimiento gracias a la investigación periodística y la posterior publicación de la noticia por La Tribuna de España) cuya cláusula de exclusividad incluida en el sustancioso finiquito le prohibía volver a trabajar para ninguna otra entidad financiera durante un periodo de tiempo, periodo –por cierto- que finaliza el uno de noviembre).

¿Está la banca Rothschild preparando su desembarco en España –tal y como sugería el otro día César Vidal- para una vez haya sido intervenido en Banco de Santander?

Son los Rothschild quienes más creen y más apuestan por una intervención del Banco de Santander que pronostican para antes de que finalice este año 2.018 e incluso dan por seguro, que la caída de la entidad aún presidida por Ana Patricia Botín supondrá un importante impacto en el sistema bancario español que puede llegar -con mucha probabilidad y no dirán que no lo estamos advirtiendo reiteradamente- al borde del más absoluto colapso financiero.

¿Veremos surgir de nuevo la figura emergente de un extraordinario gestor financiero como Javier Marín –pero ahora al frente de la banca Rothschild- que cuenta con el beneplácito absoluto de todos los actores implicados, la Reserva Federal de los EE.UU., el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo?

¿Volverá a aparecer en escena Javier Marín única solución al mayor desastre bancario nacional –un caos financiero sin precedentes en nuestra historia- y lo hará de la manita pequeña y traicionera de Soraya Sáenz Santamaría para sacar beneficio de una España en quiebra?

Tiempo al tiempo, desgraciadamente, poco tiempo queda para comprobarlo porque las consecuencias –no sólo para los clientes del Banco de Santander sino para la clase media y trabajadora española- pueden ser devastadoras.

El Banco de Santander ya hundió (eso se lo contaremos mañana) todo un país: Puerto Rico. Mañana puede hacer lo propio pero con España.


No hay comentarios: