Últimas entradas

miércoles, 15 de agosto de 2018

LA LACRA DE LA RELIGIÓN




Un sacerdote violó a una niña de 7 años mientras la visitaba en el hospital después de que le operaran de las amígdalas. Otro sacerdote obligó a un niño de 9 años a tener relaciones sexuales orales y después enjuagó la boca del niño con agua bendita. Otro niño se vio obligado a confesar que el sacerdote abusó sexualmente de él.

Estos niños están entre las víctimas de aproximadamente 300 sacerdotes católicos romanos de Pensilvania, que abusaron sexualmente a más de 1.000 niños, y posiblemente muchos más desde la década de 1940. Así lo ha revelado un extenso informe de más de 1.300 páginas de la Corte Suprema del estado de Pensilvania.

Abusaron sexualmente a más de 1.000 niños

El “número real” de niños maltratados y sacerdotes abusadores podría ser mayor, ya que algunos registros secretos de la iglesia se perdieron y algunas víctimas nunca lo confesaron, aseguró el jurado.

“Los sacerdotes estaban violando a niños y niñas, y los hombres de Dios, que eran responsables de ellos, no sólo no hicieron nada, sino que lo ocultaron todo”, redactó el jurado. Los principales funcionarios de la iglesia han sido protegidos en su mayoría y muchos han sido ascendidos, explica el jurado, y añade que “es demasiado pronto para cerrar el libro sobre el escándalo sexual de la Iglesia Católica”.

Es demasiado pronto para cerrar el libro sobre el escándalo sexual”

El jurado explica en el documento que la mayor parte de las víctimas fueron varones, aunque también hay chicas, y entre ellos adolescentes y muchos preadolescentes. “Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía. A algunos les hicieron masturbar a sus agresores, o fueron manoseados por ellos. Algunos fueron violados oralmente, algunos vaginalmente, algunos analmente”, denuncia el texto.

El informe acusa al cardenal Donald Wuerl, exobispo de Pittsburgh que ahora lidera la archidiócesis de Washington, de ocultar los casos. El jurado ha examinado las acusaciones de abusos en la diócesis de Pensilvania, que administra a más de la mitad de los 3,2 millones de católicos de todo el estado. El informe alude a investigaciones anteriores de la iglesia sobre casos de abusos generalizados por parte del clero en todo Estados Unidos.

“Algunos fueron violados oralmente, algunos vaginalmente, algunos analmente”

1 comentario:

Rosa Peña Vda. de Lara dijo...

LA VIOLACIÓN DE NIÑOS INDEFENSOS POR PARTE DE LOS CURAS, NO SON CASOS AISLADOS DE UNOS POCOS DEPRAVADOS. POR INCREÍBLE QUE PUEDA SONARLE A ALGUNOS,SE TRATA DE UNA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE LA IGLESIA, QUE SIEMPRE HA BUSCADO "SOMETER" A TODOS A SU PECULIAR IDIOSINCRASIA, Y CUANTO MÁS TEMPRANAMENTE MEJOR.
ES LA ÚNICA EXPLICACIÓN DE LA EXTRAORDINARIA CANTIDAD Y LA UBICUIDAD DE LOS CASOS QUE AHORA ESTÁN SALIENDO A LUZ.
EN FIN, CREO QUE CUANDO DESAPAREZCA ESA MULTINACIOINAL DEL ENGAÑO Y LA PERVERSIÓN EL MUNDO ESTARÁ MEJOR. Y MUCHO MEJOR SI LA ACOMPAÑAN LAS DEMÁS CRENCIAS RELIGIOSAS.