Últimas entradas

sábado, 18 de agosto de 2018

¿ES LA INMIGRACIÓN UN NEGOCIO CON LAS PERSONAS?

Hace tiempo que lo venimos diciendo, la solución pasa por resolver los problemas en el lugar de origen, todo lo demás es, y seguirá siendo un parche que solo lleva al enfrentamiento.
¿ES LA INMIGRACIÓN UN NEGOCIO CON LAS PERSONAS?

Se han producido unos hechos en los últimos meses por parte de Pedro Sánchez y George Soros, que nos llevan a pensar si han provocado aposta un incremento de la inmigración en España, o todo es una casualidad.

Resulta que el Aquarius, el barco que rescató el Gobierno español, está matriculado en Gibraltar y está financiado por George Soros. Unos días después del rescate, se filtró una reunión entre ambos, ¿qué pactaron en esa reunión?

Teniendo en cuenta que George Soros se dedica al negocio de la migración y que a la izquierda española le gusta jugar a dividirnos, probablemente hayan pactado jugar.

El resultado es, que en el último mes y medio, se ha intensificado el problema migratorio en España, lo que supone un beneficio económico para las empresas de Soros y una nueva política de agitación y división en España, ¿casualidad?

En paralelo a estos hechos, la izquierda está incentivando a que los manteros realicen con normalidad una actividad ilegal, ninguneando de esta manera a los miles de feriantes o mercadillos ambulantes que pagan sus impuestos por realizar la venta callejera, ¿qué quieren conseguir con esto?

El sindicato de manteros, hace unos meses, tras inventarse la izquierda la muerte de un senegalés a manos de la policía en Lavapiés, llegó a exigir hasta la derogación de la ley de extranjería, y por supuesto la legalización de su actividad.

Además, hace pocos días, durante el pregón de las fiestas de ese mismo barrio, un representante del sindicato acusó a la policía de perseguirles y a España de “racismo institucional”. Discurso que parece claramente escrito por la izquierda.

El resultado, es, una vez más, el despropósito, la incoherencia y la división. España dividida entre racistas y no racistas

Es como si España no hubiera ayudado nunca a cientos que llegan cada día, como si de repente fuéramos un país racista, donde hasta permitimos un sindicato de manteros, sindicato que representa una actividad ilegal. Por supuesto que hay algún racista ¿pero la mayoría? La mayoría es gente normal harta de tanto postureo político.

Vamos a analizar unos datos que hablan por sí solos. África tiene 1.216 millones de habitantes, por los 741 millones de Europa. Evidentemente es imposible acoger a todos, ¿decir algo tan lógico como esto es racismo?

Pero aún así, este dato es más importante: La natalidad en los países africanos es de hasta cuatro veces mayor que en los países europeos. Lo que supone que aunque nosotros aceptáramos un número determinado de inmigrantes, allí nacerían muchos más, por lo que el problema nunca se solucionaría.

¿Cuál sería por tanto la solución más efectiva? En función de estos datos parece que el problema se tiene que solucionar desde dentro, desde África. Si consiguiéramos destinar las ayudas necesarias para dar estabilidad a estos países, no tendrían que emigrar.

Pero esta solución jamás la vamos a escuchar viniendo de alguna empresa política. A ellos el problema les viene bien, porque de una manera u otra, hacen política y negocio con las personas, los inmigrantes no les importan en absoluto.

No hay comentarios: