Últimas entradas

domingo, 5 de agosto de 2018

APARTE DE LOS CERDOS, LOS RATEROS TAMBIÉN PROLIFERAN EN SEGUR


Un mosso d’esquadra fuera de servicio detuvo a una pareja que había robado un bolso en un restaurante de Segur de Calafell. El agente observó como una pareja entró en el local y volvía a salir sin hacer ninguna consumición y con un bolso con el que no habían entrado en el establecimiento.

El agente corrió detrás de la pareja y les dio el alto reteniéndolos cuando ya estaban en la calle. Al comprobar la situación otros clientes también salieron del local y fue cuando el agente se identificó y pidió refuerzos ante la resistencia de la pareja que negaba haber robado, pese a que tenían el bolso encima.

Bolsa preparada

Hasta la zona llegó una patrulla que procedió a recuperar el bolso sustraído en el restaurante. Pero, además, las dos personas detenidas llevaban una bolsa de mano forrada en su interior con papel metálico. Ese sistema es el que acostumbran a utilizar los ladrones para robar sin que salten la alarma de los arcos de seguridad de los comercios.

En esa bolsa preparada para robar encontraron diversas colonias, ropa y sombreros. La investigación que realizaron los agentes permitió comprobar como en comercios próximos al restaurante se habían producido robos minutos antes ese mismo día. Los hurtos fueron en tiendas que venden colonias, ropa y los gorros. Algunos de los propietarios de los locales explicaron que les extrañó la entrada de la pareja sin que comprasen nada.

Antecedentes

Los detenidos son una mujer de 51 años y de Valencia y un hombre de 33 años de Cornellà. Ambos estaban indocumentados. Entre el material que llevaban el las bolsas destacaba también 170 euros en efectivo y un teléfono valorado en 1.100 euros.

El hombre detenido tenía un antecedente por robo, pero la mujer acumulaba hasta 13 también por robos perpetrados en Valencia. Ahora se investiga si hubiesen podido cometer más robos en Calafell, donde parece que estarían asentados.

Grupo de Whatsapp

La localización de la bolsa preparada para esquivar los sistemas de seguridad ha vuelto a alarmar a los comerciantes del municipio que en diferentes ocasiones han detectado a grupos de personas que realizan visitas a los establecimientos para cometer robos con este sistema.

Los comerciantes de la calle Vilamar de Calafell y del paseo marítimo, donde se concentra la oferta comercial del municipio, han creado incluso un grupo de whatsapp por el que se alertan en el caso de detectar a personas ya conocidas por su historial delictivo o que están intentando robos.

El objetivo es que los comercios puedan tomar precauciones en el caso de que alguna de las personas señaladas con un alerta entre en un establecimiento. La iniciativa del grupo de Whatsapp ha permitido evitar muchos robos e incluso alertar a la policía.

No hay comentarios: