Últimas entradas

Lo último

viernes, 27 de julio de 2018

ESTO NO PUEDE ACABAR BIEN, SINO, AL TIEMPO...






La de esta madrugada ha sido la más violenta en tiempos que recuerda la Guardia Civil de Ceuta. Hasta 600 personas han conseguido el pase y para ello no han dudado en arrojar bolas con heces, cal viva o ácido contra los guardias civiles además de usar radiales, cizallas y lanzallamas caseros, según han manifestado agentes a pie de terreno.

Hay varios ingresados en el HUCE pero también hasta allí han llegado varios inmigrantes con heridas y cortes producidos por las concertinas. La de hoy ha sido una entrada que ha dejado sin posibilidad de acción a la Guardia Civil y a Marruecos, posibilitándose el pase por la zona de las Lanzas.

Cientos de estos jóvenes, muchos menores, han ido a la carrera por el Príncipe hasta llegar al CETI; por el camino se veían sus ropas. Varios se han quedado encaramados, viviéndose en la misma valla las escenas más llamativas. Los heridos, tras ser reconocidos por la Cruz Roja han sido trasladados al Hospital pero otros, tras su examen, han sido devueltos a Marruecos.

Los gritos y lamentos de quienes eran entregados se escuchaban en toda la valla. Había quienes a sabiendas de que les iban a devolver intentaban escapara sin éxito. Varios han sido entregados por la doble valla.

Mientras esto ocurría en el perímetro, en el CETI se buscaba la organización de todos los que habían llegado por sus propios medios. Eran tantos que el centro ha terminado desbordándose. Se barajará ahora si tener que montar módulos externos para darles acogida.

Tras meses de bloqueo fronterizo en los que el mar ha sido la principal vía para la inmigración, los subsaharianos han vuelto a utilizar el salto a la valla de Ceuta traducido en la entradas más importante del año. La Guardia Civil está valorando ahora los daños causados.

No hay comentarios: