Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

sábado, 9 de junio de 2018

UNA VERGONZOSA MUESTRA DE LA MALA EDUCACIÓN

Patético comportamiento de un niño y vergüenza para sus padres, no es de recibo que por el hecho de ser niño y estar asalvajado tenga derecho a ser tratado como menor, esta chulería y muestras de violencia son dignas de un adulto y como tal debería recibir respuesta, un par de buenas hostias es lo que se merece, esto cuando sea mayor de edad es carne de presidio.



Noticias Cuatro 08/06/201823:10 h.

Puede causar asombro, pero, de acuerdo o no, lo cierto es que el vídeo en el que un hombre aparece estampando a un niño de 10 años contra el suelo en las inmediaciones de un parque en Estados Unidos está generando un enorme debate en las redes sociales entre los que justifican la reacción del adulto y los que la censuran con rotundidad.

Para entender el porqué de la división de opinión cabe contextualizar y precisar las circunstancias en que se produjo el suceso.

En primer lugar, la escena fue grabada por un hombre que circulaba por la zona con su vehículo. Según relata el medio australiano News, dos niños le cortaron el paso y, cuando bajó la ventanilla para pedirles que se apartasen, comenzó la trifulca.

Lejos de acceder a la petición, los niños empezaron a lanzar piedras contra su coche y otros de alrededor y, más allá, comenzaron a increpar al hombre y a su mujer.

Ante esta situación, el hombre se dirigió a un puesto donde se encontraba el mánager del parque, encargado de supervisar el mantenimiento y el control del mismo, quien se dispuso a ayudar y mediar para solucionar el problema.

A partir de aquí es cuando comienza el vídeo que ha trascendido en las redes sociales; a partir del momento en que este segundo hombre confronta a uno de los niños para que cesen en su conducta y se comporten como es debido. Una tarea que, sin embargo, no será fácil.


Tras sucesivos intentos, como se aprecia en las imágenes, el niño decide encararse con él, cortándole el paso cada vez que el hombre intenta moverse. En determinado momento, éste, –el gerente del parque–, se sienta junto a una mesa mientras habla por teléfono, presuntamente informando de la situación y solicitando ayuda mientras en sucesivas ocasiones le pide al niño que deje de tocarle y que se marche.

Segundos después, la situación no solo no cesa sino que empeora. El menor pasa de empujarle para impedir su avance a, directamente, pegarle puñetazos dirigidos a su pecho y su cabeza. Uno, dos, tres… y hasta seis veces lanza su puñetazo contra el hombre, que pasó de tener las manos en el bolsillo y sacarlas para protegerse, a reaccionar con el último golpe y poner fin al conflicto cogiéndole del cuello y lanzándole de un empujón contra el suelo.

Fruto del impacto, el niño instantáneamente comienza a llorar desconsolado, y según informa News, tras volver en sí continuó gritando e insultando a quienes se le acercaban.


Al parecer, tras presentarse la policía en el lugar, la situación se habría resuelto sin que se presentase ninguna denuncia de ninguna de las partes, –ni del hombre ni de los padres del niño–, si bien, el debate en la Red está servido entre quienes afirman que en ningún caso el adulto debería haber llegado a las manos y haber actuado con esa reacción que califican de desmedida y desproporcionada; y, por otro lado, quienes le encuentran justificación por el acoso continuo al que fue sometido, argumentando que tuvo mucha paciencia e intentó aguantar por todos los medios para no reaccionar así.

No hay comentarios: