Últimas entradas

Lo último

miércoles, 18 de abril de 2018

RAJOY, CORRUPTO Y MULTIMILLONARIO


Marcos Larrazábal
Miércoles, 18 de abril de 2018
EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO SE LLEVA UN MILLÓN DE EUROS AL AÑO POR UNA PLAZA DE REGISTRADOR EN SANTA POLA QUE NO OCUPA DESDE HACE MÁS DE 20 AÑOS

Rajoy corrupto y multimillonario


El presidente del gobierno, Mariano Rajoy es un multimillonario que estaría escondiendo sus irregulares y fraudulentos ingresos al Congreso de los Diputados. Se reparte con su sustituto el 50 % de ingresos de un Registro de la Propiedad de Santa Pola (Alicante) que no pisa desde hace más de veinte años.
El presidente del gobierno, Mariano Rajoy es un multimillonario que estaría escondiendo sus irregulares y fraudulentos ingresos al Congreso de los Diputados.

Al menos esto es lo que afirma la publicación ATLÁNTICA XXII que ha tratado ponerse en contacto -sin éxito- con el primer ministro de España.

Según dicha publicación, Rajoy habría percibido desde 1981 unos 20 millones de euros (3.327.720.000 pts.), sin que haya hecho constar estos irregulares ingresos en la hoja de registro de emolumentos del Congreso de los Diputados.

Al parecer, Mariano Rajoy sería uno de los principales cabecillas del lobby de los registradores de la propiedad de España, una poderosa minoría (que no llegar al millar de profesionales en toda España) que vive de privilegios feudales en los que el Derecho no ha podido penetrar gracias a que -los Registradores de la Propiedad- ganan siempre en cualquier coyuntura económica, por la sencilla razón de que todo pasa obligatoriamente por el Registro. Ningún negocio del mundo tiene asegurada una clientela como la de este gremio que en tiempos de crisis gana aún más (las ganancias medias netas de los registradores se estiman en un millón de euros anuales).

Así las cosas, el letrado José Luis Mazón -en representación de Soberanía de la Democracia- (Soberanía), ha denunciado ante la Oficina de Conflicto de Intereses al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por mantener su plaza como titular del Registro de la Propiedad de Santa Pola, en la provincia de Alicante, tal y como había informado Atlántica XXII en su número 17, el pasado mes de noviembre.

Según la denuncia presentada, Mariano Rajoy sigue manteniendo la plaza como registrador en Santa Pola, que le ha procurado unos 20 millones de euros (3.327.720.000 pts.), según denuncia la Asociación de Usuarios de Registros, un millón de euros al año ( 166.386.000 Pts.) es la estimación (a la baja) de sus ingresos por su actividad política y por su plaza de registrador en Santa Pola (Alicante), según sostiene la Asociación de Usuarios de Registros.

Sólo del registro de Santa Pola, Mariano Rajoy percibe entre 800.000 y un millón de euros al año. A ello hay que añadir los cerca de 100.000 euros que recibe del PP en concepto de dietas y gastos más los 72.000 euros que cobra por su trabajo como diputado en el Congreso. 

De este modo, en los Registros de la Propiedad sus titulares se forran con la expedición masiva de certificaciones y notas para los acreedores que desean informarse de los bienes de los deudores; se forran con las ejecuciones de hipotecas por impago de bancos; se forran por novaciones de préstamos; se forran por embargos de todo tipo: judiciales de particulares o de la agencia tributaria. La crisis no ha hecho más que engrosar sus cuentas corrientes y todo ello gracias a Rajoy y a su lobby, que impidió durante el Gobierno de José María Aznar que se modificara una situación preconstitucional que permitía a unos funcionarios públicos percibir, por la prestación de un servicio público en régimen de monopolio, sus retribuciones directamente de los usuarios privados o públicos. ¿Alguien conoce algún funcionario que expida una factura con su IVA al usuario por un servicio público? Pues los registradores sí.


Rajoy se lleva del Registro de Santa Pola cerca de un millón de euros al año por no hacer absolutamente nada

Esta y otras denuncias han sido realizadas públicamente (aunque con escasa repercusión mediática) por la Asociación de Usuarios de Registros, que dirige el notario Javier Martínez del Moral, para quien "Mariano Rajoy ha querido hacer política sin renunciar a percibir el beneficio económico de un Registro de la Propiedad: “La utilización de este artículo por el señor Rajoy, caso de comprobarse, constituiría ya de por sí causa de inhabilitación del mismo para la cosa pública, pues habría ocultado sus enormes ingresos incompatibles, de forma constante y contumaz, durante veinte años”.

Mariano Rajoy, pese a que lleva veinte años en excedencia y tiene la reserva de plaza del Registro de la Propiedad de Santa Pola, plaza que está en régimen de interinidad permanente, se embolsa cerca de un millón de euros cada año sin hacer absolutamente nada.

Para ello, "colocó" de manera accidental a su amigo y compañero de promoción desde 1977, Francisco Riquelme, un sustituto ¡"provisional" desde hace más de veinte años!denunciado por diversas irregularidades en fincas de su propiedad.,

La más que sospechosa y absoluta inmoral operación la llevó a cabo el presidente del gobierno acogiéndose a una norma del Colegio de Registradores, que permite designar como interino a un compañero y repartirse con él el 50% las ganancias sin que la plaza salga a concurso. O dicho de otro modo, Rajoy se lleva al bolsillo justo la mitad de todas las operaciones que se llevan a cabo en el Registro de la Propiedad de Alicante -sin hacer absolutamente ningún trabajo- y desde su despcho de la Moncloa.

La Asociación considera que esta peculiar opción constituye “un privilegio inaudito y único en el mundo”y fue un logro de Rajoy en su época de ministro. El 50% de las ganancias que se lleva Rajoy se justifica como cuota colegial, aunque para esta Asociación es una falsa cuota “que compone un inevitable rosario de fraudes fiscales”.

La inmensa mayoría de españoles (clase media y baja) está siendo brutalmente castigada por organizaciones endogámicas (partidos políticos, jueces elegidos por éstos, sindicatos, mundo financiero, etc.…) que dirigen lo que queda de este país. La gente empieza a cansarse de que los vapuleen y se rían en su cara. Cuando se cachondean de ti con todo el morro, hasta el más ovino se rebela. Los españoles solemos ser gente pacífica y hay que reconocer que aguantamos carros y carretas pero la historia demuestra que cuando se le tira demasiado del bocado, el español explota y lo hace violentamente. Mejor no ponerse por medio porque el asunto acaba mal y es difícil de parar.

No hay comentarios: