Últimas entradas

sábado, 10 de marzo de 2018

LO DE LA REBELIÓN DE LAS MASAS, EN ESTE PAÍS ES UNA FALACIA


Hay que reconocerlo. Han conseguido construir en España una democracia, de, por y exclusivamente para ellos, un triunfo sin precedente en la historia política. Han sido capaces, mediante mentiras, estafas, tergiversaciones, abusos, saqueos, robos y usando medios y artilugios, crear falsas ilusiones, adormecer, asustar, engañar y marginar al ciudadano, quedándose ellos, los políticos, con la totalidad de la tarta. 

Lo explica muy bien Ángel Roan en la colaboración que hoy publicamos.

Pues sí, nos engañan cada día. Nuestros políticos y el falso Estado de Derecho, son meras falacias, la democracia ha muerto en España. Estamos de luto desde hace más de 39 años. Sin embargo hay que reconocerles a los políticos, que han conseguido su democracia, de, por y exclusivamente para ellos, un triunfo sin precedente en la historia política. 

Han sido capaces, mediante mentiras, estafas, tergiversaciones, abusos, saqueos, robos y con tantísimos medios y artilugios para saber ilusionar, que han conquistado a los mismos dioses. Y a todos aquellos que quieren oír ver y practicar : “viva la vida alegre y divertida, a los posicionados, a los que creen solo en músicas celestiales, a los incautos e ilusos, a los que gustan leer ver y oír florituras, a los que les llenan el ego, por ser de su misma ralea, a los listos y espabilados que viven del cuento presupuestario, a los conformistas por creer tener suficiente lleno el estómago y las necesidades básicas cubierta, a los indiferentes, a los que nunca se implican, a los cobardes, y a todos aquello que creen en : Ándeme yo caliente. y ríase la gente. Traten otros del gobierno. Del mundo y sus monarquías, mientras gobiernan mis días, mantequillas y pan tierno, y las mañanas de invierno, naranjada y aguardiente, y ríase la gente”. Incluso a nosotros, que nos dedicamos, a observarles y criticarles por sus vergonzosas canalladas políticas. Y aunque pasen de nosotros, y de todos los que un día sí y otro también, estamos en la permanente lucha de la denuncia en los medios, si pudieran, nos meterían en la cárcel a todos. Nuestros políticos, y siempre salvando las excepciones que nunca confirman las reglas, si pudieran, utilizarían a los ciudadanos críticos con ellos, como cobayas. Son tan repugnantemente falsos, hipócritas y tan perversamente miserables, que han conseguido, mucho más que todas la religiones habidas y por haber. Han culminado sus obras más grandiosas, que no es otra que saber mentir y embaucar a las masas, sin importarles ni el más mínimo pudor y decoro. 

Erigidos en presuntuosos salvadores del mundo, y osados gañanes, siguen creyendo que las masas son todas manipulables y acalladas con falsas promesas. Para ellos, “la rebelión de las masas” es simple literatura filósofa, por ser inconsistentes. Juegan descaradamente con las ideas y los sentimientos de la gente, importándoles en el fondo de sus falsos ideales, un pimiento, lo que digamos y critiquemos de ellos. 

Ni los políticos en su afán por posturear con actitudes impostadas, ambiciones desmedidas, farsantes, y embaucadoras, son capaces de arreglar meridianamente el mundo. Ni nosotros y todos los ciudadanos honestos, con ética, dignidad y con aspiraciones, a un mundo mejor, seremos capaces de solucionarlo. Y la única forma y vía para romper de una vez por toda con dicha dicotomía es empezar de nuevo, creando nuevos espíritus de luchas, ilusiones y esperanzas tangibles, justas y verdaderas, rectificando todo lo mal hecho. Claro que ni siquiera, dichos axiomas,serían realizables, sin los enormes esfuerzos y voluntad que hay que poner en ello. 

Angel Roan

No hay comentarios: