Últimas entradas

martes, 6 de febrero de 2018

OCUPAS Y MARIHUANA, LA ASIGNATURA PENDIENTE EN CALAFELL


El operativo de Guardia Civil y Policía Local de Calafell llevaba semanas siguiendo los movimientos en dos casas de la urbanización de Mas Romeu, alejada del núcleo histórico y de la playa. La zona es principalmente de segundas residencias.
Los vecinos alertaron de movimientos extraños en dos casas que además sospechaban que podían estar ocupadas de manera ilegal. Según denunciaron, había un movimiento poco habitual y a cualquier hora del día.
Acceso
Cuando la investigación policial  recopiló todos los datos y la autorización judicial, los agentes han procedido a entrar en las casas. En los subterráneos han encontrado una gran plantación de marihuana con 800 plantas. 

Además se ha decomisado material para la preparación de la droga como básculas y sistemas de aire. Desde el operativo policial se explica que estaba preparado para una producción a gran escala. También se ha comprobado que las dos casas estaban ocupadas de manera ilegal y con el único objetivo de la producción de la droga.

Luz pinchada
El operativo ha permitido detener a un hombre y a una mujer, que son matrimonio. Están acusados de delitos contra la salud pública, pero también de fraude al haber pinchado la luz. 

En la intervención los agentes de Policía Local y de Guardia Civil han acudido con técnicos de la compañía eléctrica que han tenido que cortar el pinchazo. Esa actuación ha llevado a que todo el  suministro eléctrico de la urbanización de Mas Romeu se viese afectado durante los trabajos.
La compañía ya había detectado un excesivo consumo para dos viviendas de esas características. De hecho los consumos suelen revelar que puede estar cultivándose marihuana ya que la planta necesita una gran fuente de calor de los focos.
Hay muchas
No es la primera vez que en casas ocupadas en urbanizaciones de Segur de Calafell se encuentran plantaciones de droga. El pasado año fueron varias las intervenciones. Destacó una por la explosión que generó la manipulación de sustancias para preparar la droga y que dejó a dos personas heridas. La policía encontró unas mil plantas.

El Ayuntamiento de Calafell pidió colaboración ciudadana para detectar casas que podrían estar ocupadas de forma ilegal y que serían usadas para cultivar marihuana. En pocos días el Ayuntamiento logró un listado de una treintena de viviendas en las que señaló que realizaría investigaciones.
La proliferación de casos llevó a acelerar la constitución del Consejo de Seguridad Ciudadana en el que participan las asociaciones de vecinos. El alcalde Ramon Ferré ya dijo que debía evitarse que Segur de Calafell fuese un paraíso para cultivar marihuana.

No hay comentarios: