Últimas entradas

miércoles, 28 de febrero de 2018

EL COCHE MÁS BONITO DEL AÑO




AUTOR
EC BRANDS

27.02.2018 – 05:00 H. - ACTUALIZADO: 2 H.

¿Cómo se define la belleza en una pieza de tecnología? ¿Son sus formas y acabados? ¿Es su funcionalidad? ¿Tiene que ver con su rendimiento en carretera? En el Salón del Automóvil de París lo tienen claro: el 'concept car' más bello del mercado es aquel que aúna, en una sola pieza, frescura, creatividad y belleza para aquellos prototipos que exploran el futuro, que todavía no se han comercializado y que nos ayudan a anticipar las tendencias futuras. El premio de esta edición ha ido a parar al Vision Coupe de Mazda, presentado en el pasado festival de Tokio.

El galardón se hizo público unos días atrás en la capital francesa y el veredicto corrió a cargo de un grupo de expertos en el ámbito del diseño. De arquitectos a diseñadores de moda —precisamente el presidente y la vicepresidenta del jurado se enmarcan en esas figuras— pasando por expertos no solo en automoción, sino también en competición. Todos ellos concluyeron que el agresivo morro del Vision, unido a esa cabina desplazada hacia la parte trasera, le convertían en el coche más 'sexy' del año.


Las líneas limpias de este cuatro puertas que se ha mostrado en sociedad bañado en un elegante gris han sido uno de los grandes argumentos sobre los que jugaba la candidatura de la marca nipona. No en vano, esta apuesta por el diseño se enmarca dentro de la filosofía que Mazda pretende imbuir a todas sus nuevas creaciones. “En el Vision Coupe hemos recurrido a los reflejos para expresar sensaciones de vitalidad e ir un paso más allá en el diseño KODO”, declaró Ikuo Maeda, director de diseño y 'managing executive officer' de Mazda. “Este coche destila una delicada estética japonesa. Queremos seguir construyendo coches con atractivo internacional, pero conservando nuestra identidad de marca japonesa”.
Pureza en la carrocería de un Mazda

Llamada KODO, palabra que hace referencia al alma del movimiento, es una filosofía que impregna el diseño del vehículo desde sus primeros bocetoshasta los últimos retoques en la línea de producción. El fabricante pretende transmitir fuerza, velocidad y tensión, formas puras esculpidas para que interaccionen con la luz y el entorno.

¿Cómo se transforma este enunciado en el mundo real? Las alas de la marca presentes en la parrilla delantera, unos guardabarros prominentes o una cabina con un perfil inclinado hacia la parte trasera (de la que el Vision es un claro ejemplo) son algunos de los resultados del diseño KODO. Pero esta filosofía también se traslada al interior, donde los salpicaderos tienen un diseño limpio para que su uso sea lo más intuitivo posible.



Dura competencia

La competencia en esta edición del premio al 'concept car' más bello del año no era de andar por casa. Hasta tres modelos de Mercedes competían junto al Audi Aicon, el BMW i Vision Dynamics, el Kia Proceed Concept, el Lamborghini Terzo Millennio, el Nissan Vmotion y el Peugeot Instinct.

El Vision no es el primer vehículo de Mazda en hacerse con este galardón. De hecho, el RX-VISION ya se hizo con el premio solo dos ediciones atrás, hecho que demuestra la pujanza del fabricante nipón y el empeño que pone en colocar al diseño como una de las señas de identidad de sus vehículos.


Estamos ante un vehículo cuya influencia podría dejarse notar en los coches que el fabricante lleve a las calles a partir de 2019. Presentado en el pasado Salón del Automóvil de Tokio, estamos ante un cupé que pretende competir de tú a tú con las alternativas de otras marcas en términos de diseño aunque ofreciendo esas líneas, a medio camino entre lo deportivo y lo lujoso, a un público más mayoritario que el de sus competidores.

Diseño de la mano de la tecnología

Otro de los aspectos donde Mazda pretende diferenciarse de sus competidores estriba en los propulsores. Tal y como sucede con el diseño KODO, la tecnología Skyactiv (y su sucesora Skyactiv-X) promete cambios drásticos en el rendimiento, con consumos hasta un 30% más eficientes, no solo aplicando las últimas mejoras a los motores, sino también a los materiales de los vehículos.

Los materiales con los que se fabrican la carrocería o los interiores, o las modificaciones en piezas esenciales como la transmisión, son muy importantes en esa reducción de consumo. Y dos primeros apartados dependen del departamento de diseño, lo que refuerza la idea de que la tecnología y las formas del Vision Coupe —y de los últimos modelos de Mazda— van siempre de la mano. Eso es lo que le ha valido el reconocimiento en el certamen francés, que este año cumple 33 años convertido ya en una cita obligatoria del sector del automóvil en Europa.

No hay comentarios: