Últimas entradas

lunes, 12 de febrero de 2018

DESPRECIABLE SEÑORA ARRIMADAS...


Despreciable señora Arrimadas: 

Usted, a diferencia de sus votantes esta sometida a la férula del parlamentarismo y la representación pública. Ellos son libres de despreciar Catalunya y sus signos de identidad, como la lengua y el himno, pero usted no. Usted en análoga situación a la mujer del César, debe no solo serlo, si no parecerlo. Sin embargo de manera incomprensible lejos de demostrar el mas mínimo respeto por ellos, se atreve usted a tratarnos como idiotas a tenor del argumentario que esgrime para justificar semejante felonía.

No puede usted ser mas sinvergüenza ni mas hipócrita cuando en programa de máxima audiencia de la televisión pública catalana se atreve a desafiar a la entrevistadora en reacción a preguntas al respecto. ¿Y qué?, ¿es malo?. Todo ello con el inequívoco lenguaje corporal en el que su barbilla se eleva altenera a la vez que sus ojos tienen que bajar la mirada por encima de sus henchidos mofletes como adolescente ante una merecida reprimenda.

Oigame bien, ignoro si sus votantes son idiotas, yo no. Ya que le gusta tanto el castellano pruebe esta vernifuga lavativa a ver que le parece; la desconsideración de su discurso íntegramente en castellano en el parlament es torticera, capciosa, insidiosa, artera, falsa, perfida, falaz, alevosa y malintencionada. Y obedece a una felonía, bellaquería, vileza, asechanza y treta. 

Con todo lo expuesto tiene usted el granitico rostro de decir que el president del parlament empieza con mal pie.

Mire usted, yo, como sus votantes, no represento a nadie excepto a mi mismo, motivo por el cual puedo expresarle el asco y la repugnancia que usted me da. Le ruego encarecidamente que haga un favor a todos los catalanes y abandone la política.
Con mucha acritud, un no votante suyo.

Enrique Romero Gallardo.

No hay comentarios: