Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

jueves, 28 de diciembre de 2017

LIBERTAD PROVISIONAL PARA PUIGDEMONT



Carles Puigdemont ha sido uno de los vencedores de las elecciones catalanas. Junts per Catalunya ha quedado segunda en votos y escaños, pero suma mayoría absoluta con ERC y la CUP, y por tanto Puigdemont puede optar por segunda vez a la presidencia de la Generalitat. Pero quedan muchas incógnitas: ¿volverá a España? ¿Tomará posesión del cargo desde Bruselas? Y, sobre todo, qué hará el Tribunal Supremo.
26/12/2017 01:00

Si decide regresar a España para recoger el acta de diputado y después presentarse a la sesión de investidura, Puigdemont sabe que será inevitablemente detenido. Le persigue la Justicia por delitos de rebelión, sedición y malversación, por el impulso y la aprobación de las leyes de ruptura y por el referéndum de independencia.

Una sola noche en el calabozo

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital en fuentes judiciales de alto nivel, es posible que, tras ser detenido, Puigdemont pase solo una noche en el calabozo. Quizá unos días, pero en cualquier caso puede librarse de la prisión provisional como la impuesta a Oriol Junqueras y los Jordis, en la cárcel sin fianza.
De acuerdo con esas fuentes, está empezando a cundir entre algunos magistrados del Tribunal Supremo, que investiga la macro causa del 1 de octubre, la opinión de que la prisión provisional sin fianza no es la medida más adecuada a adoptar ahora para Puigdemont.
Estos magistrados están aconsejando al instructor, Pablo Llarena, que medite seriamente la posibilidad de dejar a Puigdemont en libertad condicional, bajo alguna medida como una fianza de alta cuantía, la retirada del pasaporte, la obligación de presentarse en el juzgado más cercano cada semana, etc. Pero, sobre todo, que lo deje libre, sin meterlo en la cárcel.


Las elecciones han cambiado las cosas

Los argumento que manejan esos jueces del Supremo, según ha sabido ECD, están estrechamente relacionados con la nueva situación política derivada del resultado de las elecciones del 21-D.
El razonamiento es el siguiente: pese a que lo hechos que se investigan a Puigdemont son muy graves, y están penados con hasta 30 años de cárcel, no es menos cierto que ha sido el claro vencedor de los comicios.
Los magistrados se aferran al "mandato de los ciudadanos”, que de alguna manera han elegido libremente devolver la presidencia a Puigdemont. Opinan que ordenar para él la prisión provisional sin fianza, al igual que ocurrió con el resto de ex consellers, tendrá como consecuencia "una fractura y agitación social graves e innecesarias”.

El precedente de Sijena

Ponen como ejemplo el auto del juzgado de Huesca que ordenó la devolución de los bienes del monasterio de Sijena, que se encontraban desde la década de los 80 en el museo de Lérida. Según han transmitido estos magistrados a Llanera, la resolución fue “correcta, pero desacertada”.
Alegan que el momento no era el adecuado: una comunidad autónoma intervenida por el Gobierno central tras intentar independizarse, con el ejecutivo autonómico cesado y con los ex consellers o encarcelados o huidos de la Justicia.

Crispar el ambiente en Cataluña

Estos magistrados del Supremo consideran que dictar prisión provisional para Puigdemont supondría crispar el ambiente en Cataluña, donde el ex presidente ha obtenido 940.602 votos.
Consideran que, si bien el poder judicial es independiente del legislativo y del ejecutivo, no puede ignorarlos y actuar completamente al margen. "¿Cómo se les explica a casi un millón de ciudadanos que se quedan sin presidente"?, alegan.
En este sentido, lo más acertado, concluyen, es ordenar la libertad condicional para Puigdemont, pero con medidas cautelares que impidan de nuevo su fuga a Bruselas o a otro lugar del extranjero.

Explicar que la causa sigue adelante

Otro reto del Supremo es acertar con la explicación que tendrá que dar, si se toma finalmente esta medida. Según afirman las mismas fuentes, el juez Llanera deberá dejar claro que la libertad condicional no significa que se haya absuelto a Puigdemont.
Los magistrados a favor de que el ex president no pise la cárcel también son conscientes de que los independentistas pueden  interpretar la decisión de manera parcial, y concluir que en realidad Puigdemont es inocente y que la Justicia actuó en su momento bajo la batuta de Rajoy.
Para evitar a toda costa ese análisis, Llarena deberá aclarar que Puigdemont sigue imputado por delitos muy graves contra la Constitución, y que sigue planeando sobre él la pena de hasta 30 años de cárcel, además de la inhabilitación permanente. Es decir, habrá que esperar hasta el final de la instrucción, y en todo caso hasta que se celebre juicio y se dicte sentencia firme, para poder afirmar que Puigdemont no ha sido condenado.

Los abogados ya empiezan a usar este argumento

ECD ha constatado que los abogados de Puigdemont y de los llamados "presos políticos" están ya utilizando la victoria del 21-D para exigir la libertad condicional de los imputados. Utilizarán en sus escritos y en sus declaraciones a los medios "la voluntad expresa de una parte importantísima de catalanes y catalanas de que Puigdemont les gobierne".
La situación de Junqueras y Jordi Sánchez es similar a la de Puigdemont, en el sentido de que iban en las listas electorales de ERC y Junts per Catalunya, respectivamente, y por eso mantenerlos en prisión supone ignorar a más de un millón y medio de catalanes que les han votado. El criterio no está tan claro en el caso del líder de Ómnium, Jordi Cuixart, que declinó presentarse a las elecciones.

Reproches de ERC a Puigdemont

Fuentes cercanas a la defensa de Junqueras avisan de que, si finalmente el juez dicta libertad condicional para Puigdemont, le reprocharán el haber huido a Bruselas mientras el resto de ex consellers ingresaban en Estremera y Soto del Real.
Junqueras ya criticó al ex president por haberse "escondido" en la capital belga, abandonando al resto de ex miembros del Govern. Seguirá apelando a su paso por la cárcel como el "sacrificio por el pueblo catalán" que Puigdemont no ha sido capaz de hacer.

No hay comentarios: