Últimas entradas

Lo último

lunes, 16 de octubre de 2017

LA CONSTITUCIÓN, SOLO PARA LO QUE CONVIENE

Nuevo desafío del Gobierno ante el procedimiento de infracción abierto por la Comisión Europea por negarse a ceder la fijación de las tarifas del sector energético al regulador independiente, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El Ejecutivo publicó en el Boletín Oficial del Estado, el sábado, un real decreto con la nueva estructura del Ministerio de Energía. Y aprovecha ese texto para dejar claro que no cambia su posición pese a la presión de Bruselas: el ministro Álvaro Nadal ya respondió por escrito a la Comisión que rechaza deshacerse de la fijación de los precios energéticos, e incluso sugirió que España “está preocupada por la progresiva transferencia de competencias a instituciones no democráticas”.
Nadal sigue en sus trece: el decreto reitera que Energía se atribuye “la elaboración de propuestas sobre regulación y, en su caso, aprobación de tarifas, precios energéticos y peajes, cánones” y otros recargos. Y se arroga las competencias sobre planificación y control “del dominio público radioeléctrico”, que las normas europeas obligan también a dejar en manos de la CNMC.

Fuentes del ministerio aseguran que las competencias sobre los peajes ya están en la ley vigente y que con el nuevo decreto “no hay cambios”. Pero las fuentes consultadas en Bruselas apuntan a que el comisario Miguel Arias Cañete ha pedido a su dirección general que analice si ese decreto se ajusta a los requerimientos del procedimiento de infracción abierto hace más de un año.
La CNMC y Nadal están en pleno pulso por las competencias de cada cual, con Bruselas como árbitro. Sobre el papel, la Comisión está de lado de Competencia con ese expediente, que obliga al Gobierno (bajo amenaza de sanción) a traspasar a la CNMC la fijación de tarifas o al menos la metodología para fijarlas. El Ejecutivo argumenta que la separación de los reguladores facilitaría devolver a la CNMC esa prerrogativa, pero fuentes del Gobierno admiten que esa propuesta, pactada por el PP y Ciudadanos, tiene dificultades para avanzar en el Congreso.
En su día, la Comisión Nacional de la Energía recurrió a los tribunales para salvaguardar su posición. Competencia prepara la artillería por si decide elevar la presión: un documento interno critica que el Gobierno, “con posterioridad al procedimiento de infracción, ha aprobado el Código de Tarifas de Red, que fija las tarifas del gas” y vulnera así más de media docena de artículos de la legislación europea. En el citado texto, al CNMC carga contra el régimen de inspección y sanciones, que Nadal también se resiste a ceder. “Las autoridades reguladoras nacionales deben aprobar las condiciones o metodologías” en la fijación de tarifas de electricidad y gas, cierra el documento.

No hay comentarios: