Últimas entradas

Lo último

sábado, 16 de septiembre de 2017

LA INEPTOCRACIA ESPAÑOLA


LA INEPTOCRACIA ESPAÑOLA

Mírele el rostro a Rajoy y después haga lo mismo con Pedro Sánchez, Zapatero, Susana Díaz, Puigdemont y otros dirigentes y se convencerá inmediatamente de que estamos siendo gobernados por la "Ineptocracia", el gobierno de los ineptos, elegidos en una democracia degradada por los mas vagos y los menos cultos e inteligentes de la sociedad. Al final, el sistema opera como una confabulación de ineptos, mediocres y descerebrados, todos ellos empeñados en hacer retroceder la Historia y acabar con las conquistas de la Humanidad. 

La ineptocracia es un mal generalizado, pero en algunos países y regiones, ese mal, capaz de degradar el mundo y hacer retroceder la Historia, alcanza niveles de gran perfección. España es un país adelantado en ineptocracia y dentro de España hay regiones como Andalucía donde ese sistema ha alcanzado niveles de fábula. 



El actual drama del independentismo catalán no es otra cosa que el resultado de unas políticas ineptas impulsadas por políticos ineptos, una confabulación de imbéciles que, torpemente, han llevado a España a un momento de tensión y amenaza que se habría evitado si el poder no hubiera caído en manos de indeseables sin suficientes neuronas y valores. 

El académico y escritor francés Jean d'Ormesson ha inventado la palabra "l'ineptocracie". La ineptocracia es el sistema de gobierno en el que los menos preparados para gobernar son elegidos por los menos preparados para producir y los más incapaces para triunfar, mientras los más vagos y menos preparados para crear riqueza y procurarse su sustento son los grandes beneficiados del sistema, regalados con bienes y servicios pagados con los impuestos confiscatorios e injustos que padecen y soportan los mejores. 

Resumiendo: mediocres sin valores ni méritos son elegidos para gobernar por la masa mas inculta, vaga e incapaz de un país, la cual, a su vez es, recompensada por el sistema con subvenciones, privilegios y ayudas, pagadas con el dinero que se les arrebata a los cada vez menos y más débiles creadores de riqueza y personas preparadas del país. Es un bucle brutal e imbécil que conduce, inexorablemente, al hundimiemto, a la pobreza, a la injusticia y muchas veces hasta la violencia y la guerra. 

Los resultados de ese cáncer estúpido y letal son terribles: desciende la creación de riqueza, cierran empresas, bajan los salarios, los torpes y flojos aprueban en las escuelas y universidades, pero no saben destacar en la vida real y la política y las administraciones se llenan de torpes, corruptos, ladrones y tipejos desalmados, tan arrogantes y carentes de valores que son incapaces de amar y servir a sus semejantes. 

Otra consecuencia de la ineptocracia es que el desconocimiento de la historia, la injusticia, el abuso y la torpeza de los que toman decisiones logran que partidos políticos imbéciles y crueles y viejas doctrinas fracasadas y causantes de dolor, como el comunismo, el populismo, el nacionalismo y el fascismo, resuciten y se abran camino en unas sociedades que parecía que se habían liberado ya de esas plagas. 

El politólogo Carlos Rodríguez Hurtado explica con claridad la ineptocracia: 

"En un sistema político donde sigue vigente el spoil system o reparto del botín estatal entre los que ganan las elecciones los espacios son ocupados por los menos aptos y los más serviles. Este endemismo, típico de nuestro sistema político desde 1812, fue abolido por las dos grandes democracias, EEUU y Gran Bretaña, hace más de dos siglos pero aquí es la clave del mantenimiento del sistema y de su red clientelar. Ni que decir tiene que fomenta el clientelismo político y rechaza el mérito y la capacidad, lo cual hace que sea más frecuente ver a un pelotón de torpes al frente de cualquier partido o institución que a un ser inteligente. Este es uno de los pilares en los que se apoya el sistema y uno de los que hay que desmantelar para que podamos ver a gente capacitada al frente de las instituciones." 

La ineptocracia está causando grandes daños a la política, la economía y la convivencia en todo el mundo y es responsable hasta de guerras y de multitud de injusticias y degradaciones, pero en España sus consecuencias son especialmente desastrosas. Un ejemplo concreto: los políticos ineptos han creado, con su torpeza casi infinita, el drama de Cataluña. Cuando Rajoy llegó al poder, hace cinco años, los independentistas eran menos del 30 por ciento de la sociedad catalana, pero hoy todos tememos que superen ya el 50 por ciento. 

Los dos grandes partidos políticos españoles, PSOE y PP, atiborrados de torpeza, privilegios, corrupción, abuso de poder e injusticia, no sólo han creado el cáncer catalán por haber cerrado los ojos ante los abusos nacionalistas y corrupciones, a cambio de los votos que necesitaban para lo único que de verdad les interesaban que era la permanencia en el poder, sino que también han conducido España hacia el endeudamiento, el despilfarro, el crecimiento desmesurado del Estado hacia una distribución por autonomías que funciona como un cáncer demoledor y hacia la caída de los valores y el debilitamiento general de la sociedad. 

Francisco Rubiales 

No hay comentarios: