Últimas entradas

Lo último

lunes, 11 de septiembre de 2017

EL GOBERNADOR DEL BANCO DE ESPAÑA SE LÍA Y PROVOCA UN MINI CORRALITO


 

Según ha confirmado El Confidencial Digital a través de fuentes financieras conocedoras de estos movimientos, los clientes de los bancos están acudiendo a sus sucursales para preguntar por el futuro de sus ahorros, en el caso de que las fuerzas soberanistas declaren la independencia de Cataluña.

Traspasos de cuentas entre sucursales

Las principales preguntas de los depositantes están relacionadas con lo que podría ocurrir con las cuentas corrientes y las imposiciones a plazo fijo realizadas en Cataluña. Aluden a cuentas de hasta 100.000 euros y a las de un volumen superior.

Ante esta incertidumbre, el primer impulso de los clientes es dar orden de realizar un traspaso de los fondos depositados en una sucursal en Cataluña a otra oficina con domicilio en cualquier otro punto de España. El objetivo es que ese dinero se encuentre, en un eventual escenario de independencia, fuera de territorio catalán.

Han conseguido frenar movimientos

ECD se ha puesto en contacto con las principales entidades del país con domicilio social fuera de Cataluña, como es el caso del Banco Santander, BBVA, Bankia y Popular.

Confirman que este tipo de solicitudes en las sucursales ubicadas en Cataluña están siendo “muy numerosas”, especialmente desde el pasado martes.

Sin embargo, explican que han conseguido frenar, por el momento, una gran cantidad de traspasos a sucursales fuera de la región.

La mayoría de estos episodios están protagonizados por clientes particulares, matizan, a quienes se achaca en principio una menor formación financiera. Apenas se han registrado movimientos importantes de fondos en banca privada, ni fugas de capital al extranjero, advierten.

Mensajes de tranquilidad a los clientes

Según las fuentes consultadas, los bancos han dado instrucciones a las direcciones territoriales de Cataluña para que los empleados transmitan, especialmente a los clientes particulares, que sus ahorros están garantizados. Y conseguir así contener por ahora esta amenaza.

Sin embargo, las entidades están preparando planes de contingencia porque se prevén movimientos significativos a partir del próximo lunes, sobre todo si el resultado que arrojan las urnas el domingo abre una incertidumbre aún mayor sobre el futuro económico de Cataluña.


Por lo pronto, esta ofensiva pedagógica se ha decidido adelantar a esta semana como medida de prevención.

Los propios directores de sucursal son, en la mayoría de los casos, quienes están lanzando personalmente estos mensajes de tranquilidad. Algunos de estos banqueros describen escenas de “verdadero pánico” por parte de algunos usuarios que acuden estos días a las ventanillas.

Les transmiten que todas las entidades españolas con domicilio social fuera de Cataluña, como es el caso de la mayoría de los bancos, no se quedarán sin acceso a la financiación del BCE en caso de independencia.

Solo CaixaBank y Sabadell se ubican todavía en la región, aunque transmiten también a sus clientes que cuentan con planes de emergencia para deslocalizar su sede si se produce una ruptura con España.

Por tanto, les insisten en que disponen del Fondo de Garantía de Depósitos para garantizar sus ahorros.

Atribuyen responsabilidad al Gobernador

Un dato más. En la mayoría de entidades no ocultan su malestar por las palabras pronunciadas esta semana por el Gobernador del Banco de España. Le acusan de “haber generado un clima de alarma innecesario” y le atribuyen parte de la responsabilidad de estas escenas de pánico.

Luis María Linde advirtió este lunes que existe “riesgo” de corralito si Cataluña se independiza de España. Y recordó cómo escenarios en los que hay una tensión grave pueden derivar en estas situaciones, como ha sucedido en países latinoamericanos y recientemente en Grecia.

Dos días después, tras constatar el revuelo que habían provocado sus declaraciones, tuvo que dar marcha atrás. Este miércoles afirmó que ve ahora “altamente improbable” y “casi imposible” un corralito en Cataluña.

No hay comentarios: