Últimas entradas

Lo último

lunes, 11 de septiembre de 2017

EL AYUNTMIENTO DE CALAFELL INFORMA...



NOTA DEL AJUNTAMENT DE CALAFELL

El Ayuntamiento de Calafell considera que no le corresponde decidir sobre la legalidad o no del referéndum

Comunica a la Generalitat que los locales electorales habituales están libres el 1 de octubre, pero que no quiere poner en peligro ni funcionarios ni cargos electos.

El Ayuntamiento de Calafell ha respondido a la Generalitat que no le corresponde decidir sobre la legalidad o no del referéndum del próximo 1'octubre. Además, que su voluntad es no poner en peligro la institución, funcionarios o cargos electos.

En la respuesta, que firma el alcalde, Ramon Ferré, se recuerda que el pleno del pasado 3 de julio, aprobó, con los votos de los grupos municipales de CiU, CUP, UAM, ERC y el concejal no adscrito, la cesión de espacios para el referéndum. Y añade que, a fecha de hoy, los locales de votación habituales no tienen ninguna actividad programada para el 1 de octubre y se encuentran en situación de disponibilidad, en caso de que fueran necesarios.

Sin embargo, la respuesta también recuerda que el Tribunal Constitucional ha suspendido el decreto 140/2017, de 7 de septiembre de 2017, de la Generalitat de Cataluña, de normas complementarias para la celebración de un referéndum de autodeterminación. Y que ha advertido del deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada.

Esta advertencia, dirigida también a los ayuntamientos, ordena, en particular, que se abstengan de iniciar, tramitar, informar o dictar, en el ámbito de las respectivas competencias, ningún acuerdo o actuación que permita la preparación y / o celebración del referéndum , conmina acerca de las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en que pudieran incurrir en caso de no atender este requerimiento.

Ante esta situación, Calafell manifiesta al gobierno de la Generalitat, que no corresponde al Ayuntamiento decidir sobre la legalidad, o no, de la convocatoria de referéndum. Asimismo, que es voluntad municipal no poner en riesgo la institución, los cargos electos o los funcionarios, ante la situación creada.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Generalitat aprueba una ley. El Tribunal Constitucional suspende el decreto.
Unos y otros le pasan la patata caliente a los alcaldes de todos los municipios catalanes.
Situación en Calafell: un gobierno en minoría que ha sido objetivo de grupos ideológicos que han atacado ferozmente desde el minuto cero. Particularmente, CIU (o Pdecat), que dispusieron de su momento, durante 4 años, para llevar a cabo todo lo que reclaman ahora pero no hicieron nada porque les iba la silla en juego ya que su eslogan "comença el canvi", comenzó con un pacto de 4 años con el PP que en 2012 ya no asistió a las ofrendas florales de la Diada nacional.
¿Podían entonces haber entrado en la AMI? por supuesto, con los 3 votos de los regidores de UAM (en la oposición)
¿Podían haber llevado a cabo todo lo que ahora piden? por supuesto, con los 3 votos de los regidores de UAM
Pero ¿qué pasó? pues que primaba, por encima de todo, la cadireta y el MIEDO a gobernar en un posible gobierno en minoría. Durante el mandato anterior se vivieron vergonzosos espectáculos, con la dimisión de un regidor mandando a tomar por culo a todos los calafellenses y una regidora que no iba a trabajar durante semanas pero cobraba a fín de mes. Pero no pasaba nada.
"Tot estava bé".
Da vergüenza los insultos de fills de puta, cabrons, botiflers y otras palabras fuertes que se oyeron en el primer pleno de 2015.
Da vergüenza que, desde el primer pleno, se haya practicado la intolerancia y el pressing, que hayan negado el saludo y hablado en castellano a Triadó cuando a la hora de votar, como Parera, siempre han votado en consecuencia a su ideología.
Da vergüenza que el 3 de julio se presentaran en grupo a no dejar hablar a algunos regidores llegando a entrar en la zona de regidores a interrumpir el pleno y coartar el derecho a expresarse libremente (se compartan o no sus ideas).
Da vergüenza que una miembro de una asociación vecinal que se declara apolítica llegue a amenazar en las redes a un regidor con que si no se hace lo que ellos quieren, que se haga una moción de censura.
Da vergüenza que en la glossa de la Diada no se presenten porque viene a hacerla Xavier Sabaté, un ex-político del PSC, cuando durante años ellos mismos traían en 2011 a políticos en activo de la talla de Felip Puig (el apaleador de CIU), en 2012 a Joan Descals (CIU), en 2013 a Jordi Jané (CIU) todos cargos políticos convergentes, gobernando con el PP desmarcado de todo eso, y aquí no pasaba nada.
Lo que más vergüenza da son los insultos, descalificaciones, presiones y campañas de desprestigio que han montado en las redes. Unos y otros.
Y esa vergüenza es ajena.
Ramon Ferré fue muy claro tras la votación del 3 de julio, que previamente ya se sabía que estaría aprobada, sobre ceder espacios municipales. Dijo "que convoquen el referendum, porque aún no se ha hecho nada, que nos llegue una información entonces y yo no tendré ningún problema en ceder espacios públicos siempre que no comprometan a los funcionarios"
Y así lo ha hecho. La democracia es cosa de todos, no solo de unos cuantos. La democracia no es solo imponer, insultar, gritar y montar circos y boicots. La democracia es votar en un pleno, y un equipo en minoría, que gobierna, haga lo que se votó en ese pleno. Y que el alcalde, cumpla, palabra por palabra lo que dijo el 3 de julio.
En la respuesta a la Generalitat, que firma el alcalde, se recuerda esa votación del 3 de julio aprobando la cesión de espacios para el referéndum, explicando que los locales de votación habituales no tienen ninguna actividad programada para el 1 de octubre y se encuentran en situación de disponibilidad, en caso de que fueran necesarios. Y que no corresponde al Ajuntament de Calafell decidir sobre la legalidad o no del referèndum.

No hay comentarios: