Últimas entradas

Lo último

lunes, 4 de septiembre de 2017

"COSTA DAURADA", LA PREFERIDA POR LAS MAFIAS

Les capta el sol, la playa, el chalet cerca del mar y las nutridas colonias de extranjeros que les hacen pasar sin llamar la atención. El cóctel es peliculero pero real: cochazos, adosados de lujos, partidas de póker y zulos para esconderse. También hay Camorra, ostentación, droga y blanqueo. El último descabezamiento del clan Polverino vuelve a poner en boga la elevada presencia de organizaciones mafiosas en la Costa Daurada.
Los viajes a Italia desde Coma-ruga de una amante brasileña han permitido detener a Giuseppe Simioli, último capo del grupo Polverino, que estuvo arraigado hace años en la provincia. Pero hay más: la Operación Usura, un golpe a la mafia rusa en Cambrils, Salou y Reus; la Operación Pande, donde se detuvo al capo de una banda de narcotraficantes que residía en Roda de Berà; la Operación Metallica, en la que se cazó en Calafell a un hombre ligado a la mafia Ndrangheta, de Calabria; o la Operación Cusak, donde cayó Vadim Polyakov, un ruso sospechoso de vender entradas falsas para partidos. Son ejemplos de los tentáculos de la mafia desarticulados en los últimos años en Tarragona. 
La novia escurridiza. Los Carabinieri detuvieron este agosto cerca de Roma a Giuseppe Simioli, actual líder del clan Polverino, tras vigilar siete años a su novia, residente en Coma-ruga (El Vendrell). La siguieron en sus constantes viajes a Italia. Los Polverino, que llegaron a la provincia en 2007, se dedican al tráfico de hachís. 
El blanqueo de capitales. En mayo de 2016 se desplegó la llamada Operación Usura, un golpe a la mafia rusa que se saldó con ocho detenidos en Salou, Cambrils y Reus. La organización criminal había blanqueado, mediante inversiones inmobiliarias, unos 62 millones durante los últimos años a través de paraísos fiscales. 

Ostentación y lujo. Policía y Mossos detuvieron en junio de 2016 en Tortosa a siete personas que pertenecían presuntamente a un grupo criminal acusado de blanqueo, falsificación documental y estafa. Las fuerzas de seguridad decomisaron 12 vehículos de alta gama. El clan, formado por rumanos, hacía ostentación en las redes. 
El coche que dio la pista. Un vehículo con matrícula italiana aparcado en una urbanización en El Vendrell dio la pista para la detención, en 2016, de un hombre vinculado a la organización Ndrangheta, una mafia que opera principalmente en la zona de Calabria. Unos días antes cayó otro miembro de esa banda en la estación de tren de Calafell. 
El fugitivo. Pietro Matranga fue arrestado en 2010 en Roda de Berà. Este miembro de La Cosa Nostra había huido de la justicia italiana. Días antes había sido detenido su hermano, Gioacchino, en Milán, tras un paso por Tarragona. Los hermanos Matranga habían sido condenados a 30 años por la importación de más de 400 kilos de cocaína. 
Domenico, el número 2. En diciembre de 2009 se detuvo en L’Hospitalet de l’Infant a Domenico Verde, número 2 del conocido clan Polverino. Fue el preludio de la posterior desarticulación y caída del capo, Giuseppe Polverino, alias ‘O Barone’. Se le consideraba peligroso. Era intermediario en el tráfico de hachís de España a Italia. 

No hay comentarios: