Últimas entradas

Lo último

sábado, 19 de agosto de 2017

¿Y AHORA QUÉ?

Ya han transcurrido unas cuantas horas de la masacre, ya tenemos las banderas a media asta, celebraciones suspendidas, bloques de hormigón por donde se puede, gabinetes de crisis, el típico subnormal que se alegra, el aprovechado que lo politiza, quien aboga por echar del país a todo lo relacionado con el islam, quien critica este tipo de declaraciones, vamos, un sin fin de muestras de todo tipo, pero, ¿AHORA QUÉ?, los políticos de pacotilla que han permitido que se llegue al extremo de que un adolescente marroquí nacido aquí sea un auténtico asesino terrorista deberían dar explicaciones sobre el descontrol que ha provocado este tipo de aberraciones. Una cosa es la libertad y otra la falta de sentido común, haber actuado tan alegremente a la hora de abrir puertas sin control nos está saliendo demasiado caro, inmigración sí, pero controlada, islam no, lo siento mucho, pero yo hace ya años que me he declarado islamofobo, supongo que como todo el mundo tengo derecho a expresar mis convicciones y la mía la tengo muy clara, ahora resulta que hay algún que otro intelectual de guardería que tacha de fascista a quien critica el islam, pues que se lo haga mirar porque está ciego o le falta un hervor, ¿cuántas pruebas más hacen falta?, el islam hace años que va a por nosotros, será que no hay infinidad de muestras de ello, estamos en guerra y todavía no nos hemos enterado, ahora ¿qué van a hacer esos políticos a los que se les ha ido de las manos?, reuniones, mensajes de unidad, ¡No nos vencerán!, dicen algunos, que se lo pregunten a las víctimas. ¿Serán capaces de dar con la solución para acabar con estos salvajes asesinos?, creo que no, tanto ellos como una gran parte de esta sociedad somos demasiado cobardes para aceptar la realidad y hacerle frente. Nos encontramos ante un enemigo difícil de combatir, ellos no necesitan blindados ni armas sofisticadas, tienen la mejor de todas las armas, la ausencia de miedo a la muerte. ¿Quién será el próximo y hasta cuándo?

No hay comentarios: