Últimas entradas

Lo último

miércoles, 9 de agosto de 2017

LAMENTABLE CASO DE MALTRATO ANIMAL EN SEGUR


Imagen de archivo de perros en una perrera ilegal de Calafell
Dos perros abandonados en una casa de alquiler y que los inquilinos dejaron dentro cuando se fueron de la vivienda y un gato al que intentaron tirar por el balcón. Son dos casos sucedidos en Calafell para los que el Fiscal de Medio Ambiente pide penas de prisión para los responsables de esos malos tratos.
El Fiscal pide 14 meses de prisión para la pareja que abandonó en el piso a los perros. Durante dos meses los animales estuvieron encerrados  en un piso de Segur de Calafell. Sin comida ni bebida. La pareja dueña de los perros vivía de alquiler y el pasado junio se fue abandonándolos dentro.
Aviso
El aviso de los vecinos permitió que la Policía Local recuperase a los dos animales. Estaban extremadamente delgados y en condiciones higiénicas deficientes. Los perros fueron llevados a instalaciones municipales.

El fiscal de Medio Ambiente solicita 14 meses de prisión para  la parejaque dejó abandonados a los animales. La acusación narra el dantesco estado en el que fueron rescatados el macho y la hembra. A los acusados, sin antecedentes penales, se les imputan delitos de maltrato animal.
El caso se verá como delito penal. Además de los siete meses de prisión para cada miembro de la pareja, el fiscal pide inhabilitación durante dos años para cualquier actividad que tenga relación con animales.
El gato
Por su parte el Fiscal pide cinco meses  de prisión y 4.000 euros de multa para la mujer y el hombre que maltrataron a un gato en Calafell.

Los hechos son de julio del pasado año. La mujer estaba en una vivienda la carretera de Barcelona cuando cogió al animal por las patas delanteras y lo volteó con la presunta intención de lanzarlo por el balcón. Una pareja de la Policía Local que presenció la escena la llamaron la atención, por lo que la mujer no tiró al animal. 
Según  la Fiscalía,  la mujer y un hombre golpearon entonces al animal contra el suelo y otros objetos sólidos. El gato sufrió heridas de las que fue atendido en una clínica veterinaria de Calafell.
La mujer está acusada de maltrato animal por el que le piden cinco meses de prisión. El hombre está acusado de un delito leve de maltrato y se le pide una multa de 12 euros diarios durante 11 meses y la inhabilitación para los dos para actividades con animales, además de indemnizar a la clínica por los tratamientos.

No hay comentarios: