Últimas entradas

Lo último

lunes, 26 de junio de 2017

LOS COSTOSOS FRACASOS DEL PP


Sáb, 24 Jun 2017 

Hace dos semanas, el PSOE de Torremolinos emitió un comunicado en donde denunció el que el Partido Popular derrochara “dinero público en un museo que no es viable”, metiéndose en un plan que era “fruto de las prisas” y que obligó a construir un edificio sin ningún tipo de proyección hacia el futuro.
Se calcula que esta inversión podría superar los cinco millones y medio de euros, a los que habría que añadir otros 789.000€ que no se ejecutaron aún. Además, a esto habría que añadir que la Consejería de Cultura denegó la autorización y la inscripción del museo argumentando que carecía “de un discurso museístico y de la suficiente coherencia como para poder describirse a sí mismo como museo de la ciudad”.
Del mismo modo, se apuntó que “la calidad patrimonial de su colección era muy escasa”, o lo que es lo mismo, no contaba con suficientes obras como para demandar la oferta de los visitantes. Otro fiasco más del Partido Popular que se suma a otros tantos que aún perviven en su historial. 
1Carlos Fabra y su sueño del aeropuerto de Castellón
Carlos Fabra fue durante décadas el rostro más mediático de Castellón, pero su fama y ambición política nunca consiguieron tapar el hecho de que la provincia valenciana tuviera un aeropuerto que hoy en día está desierto.
Siempre defendió aquel proyecto como necesario para el futuro económico de la provincia, pero todavía no se ha conseguido encontrar una vía para la puesta en marcha de la infraestructura. En 2012 dejaría su puesto al frente del PP de Castellón a Javier Moliner, quien también le había relevado en la Diputación un año antes. 
2La Ciudad de la Justicia que nunca fue
Según se publicó, el Gobierno de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid se gastó más de 3.300 millones repartidos en tres años y dedicados a nóminas de diez empleados de la que iba a ser la Ciudad de la Justicia “más grande del mundo”.
La Sexta Noticias destapó que se habrían cobrado unos 9.000€ al mes, y Aguirre creó una empresa pública para esta obra a la que dotó de 130 millones de euros. Un proyecto que al final no vio la luz y del que los madrileños aún siguen pagando 12.000€ al mes en sueldos a los guardas de seguridad del único edificio que se llegó a construir. 
3El olvidado tranvía de Jaén
Su coste de unos 120 millones de euros se traduce en una infraestructura que lleva cinco años sin utilizarse. No solo el deterioro del césped artificial, a causa de las condiciones meteorológicas, han empeorado el estado de las instalaciones, sino que también hay que añadir a ello la suciedad y los recientes actos de vandalismo.
La vigilancia en las cocheras del tranvía ha impedido por el momento que desvalijen su interior, pero la falta de mantenimiento es una invitación al grafiti y a la utilización de las vías para estacionar. De hecho, se puede ver como a diario se aparcar coches sobre los raíles del tranvía. 
4Autopistas de peaje en quiebra
Ante la dificultad de llegar a un acuerdo con los bancos acreedores para su rescate, el Estado tuvo que asumir las ocho autopistas de peaje que todavía se encuentran en quiebra.
La patronal de las grandes constructoras Seopán cifró la nacionalización de las autopistas en torno a los 5.500 millones de euros, aunque el importe final dependería del momento en que se decidiera hacer el rescate definitivo.
Todas ellas en conjunto suman más de 600km, y su aún permanece en el aire. 
5El despilfarro de la Ciudad de la Cultura de Galicia
Con un coste de 300 millones, el proyecto comenzó en 1999 y se paralizó en 2011, dejando la Ciudad a medio construir. Solo se llegó a inaugurar la biblioteca mientras que, el resto de edificios (Hemeroteca, Teatro de la Música, Museo de la Historia de Galicia, edificio de Servicios Centrales y edificio de Nuevas Tecnologías) todavía se encuentran sin terminar.
En marzo de 2013 se paralizó definitivamente la obra de Peter Eisenman, por lo que los dos grandes edificios -Teatro de la Ópera y el Centro de Arte Internacional- nunca llegaron a ver la luz. 

No hay comentarios: