Últimas entradas

Lo último

jueves, 22 de junio de 2017

LA TRAMPA DE VODAFONE PARA QUE PIQUES

El engaño de las compañías es muy descarado, debería existir algún tipo de entidad que controlara la publicidad, en este caso hablo de Vodafone, supongo que el resto debe andar por los mismos derroteros.

Resulta que me encuentro con un incremento en la última factura con respecto a la anterior, mi tarifa es la "Smart S 1.8", en la que inicialmente se incluían 200 minutos de voz y 3Gb de datos, la anterior factura era de 47,6 € y la última, de 52 €, compruebo ambas facturas y no se aprecia ningún cambio ni cargo extra, entonces llamo al servicio de atención al cliente para saber a qué se debe el incremento, me dice la operadora que es debido a que la tarifa ha pasado de 3 a 6 Gb, le comento por qué no se informa al cliente cuando se realiza un cambio o subida y me responde que está en la letra pequeña de la anterior factura, a lo que le respondo que teniendo en cuenta que las facturas contienen cuatro páginas y cantidad de letra pequeña, ¿a ver quién se lee cada mes todo ese texto?, lo entiende, pero como siempre, "es lo que hay", hasta aquí, bien, si a mi no me interesa incrementar los gigas, me lo como con patatas.

Lo bueno viene cuando empiezo a ver comparativas de las diferentes compañías y, aparece Vodafone con esta tarifa:


Es decir, mi tarifa que antes era de 48 €, ahora se oferta por 42 y, además, como puede apreciarse, con un descuento del 20 %, o eso es lo que se entiende a primera vista y, lo que estoy pagando correspondería a la otra tarifa de 51 donde las prestaciones son muy superiores. 

Vuelvo a llamar y le pregunto a una nueva operadora sobre esta tarifa que tienen publicada en su página, me responde que esa tarifa de 42 tiene una duración de seis meses, transcurridos los cuales se vuelven a aplicar los 53, ¿por qué no lo especifican en el anuncio? le pregunto, pues bueno, eso se le informa al cliente cuando contrata, es una manera de captar clientes, me responde, a lo que yo le recrimino que eso es una trampa para que la gente pique, a lo que no se puede negar, pero luego me hace una oferta de un 15 % de descuento durante doce meses, pero con compromiso de permanencia durante esos doce meses, le comento que si yo me comprometo a esos doce meses de permanencia, ellos se comprometen a mantener durante ese tiempo el precio fijo y, me dice que sí, que ese quince por ciento se mantiene, ¿y el precio? le insisto, el precio se mantiene durante este año me responde, pero ¿y el próximo año?, si tengo doce meses, me deberían mantener el precio durante los seis meses de este año y los seis del próximo, ¡No! me responde, el próximo año se mantiene el descuento durante los primeros seis meses, pero el precio puede variar, ¡¡¡Ah!!!, interesante, le respondo, o sea, que de enero a junio me suben cinco euros y como tengo permanencia con el engaño del 15 % también me lo como con patatas, ¡No!, me responde, las tarifas no suben tanto, a lo que yo me echo a reír y le digo que lo deje correr, que no me interesa el trapicheo y que ya está bien de engañar al ciudadano, ella lo entiende pero, claro, es su puesto de trabajo y no  puede hacer más que dar la cara por su empresa, esa que como todas ya no saben qué hacer para capatar clientes al precio que sea. Lo que jode es que todas son iguales. Conclusión: todas las ofertas que veas por internet sobre telefonía, tienen truco, aunque yo lo llamo "TIMO".

No hay comentarios: