Últimas entradas

Lo último

martes, 6 de junio de 2017

EL ILUMINADO DE LA SEMANA


Un conductor iba al volante de su Audi R8 cuando se puso a perseguir a un Lamborghini a 200 km/h en Barcelona. Se grabó y tras la brillante idea de subirlo a Instagram, el vídeo se hizo viral posibilitando a la policía detenerle.




Tras las pertinentes investigaciones le localizaron en Barcelona y le detuvieron por un delito contra la seguridad vial por rebasar de manera significativa la velocidad máxima permitida en la vía y por utilizar un smartphone mientras iba al volante. Ahora se enfrenta a una sentencia que podría suponerle hasta dos años de prisión.
Fuente: CarandDriver.

No hay comentarios: