Últimas entradas

Lo último

lunes, 12 de junio de 2017

CONSEJOS ANTE UNA MULTA DE TRÁFICO


Si quieres disfrutar de este verano y no llevarte ningún susto os avisamos de las multas más típicas de la época estival. La Dirección General de Tráfico suele activar campañas durante el verano con el objetivo de mejorar la seguridad vial ante las operaciones de salida y retorno durante las vacaciones, sobre todo en los meses de julio y agosto.
En el verano de 2015 hubo un total de 8.1 millones de desplazamientos en las carreteras. Lo peor fue el datto relativo a los siniestros, que alcanzó las 225 personas fallecidas (y ojo, que este año va en aumento). Con el objetivo de que esta cifra se rebaje este año la DGT sanciona con dureza las infracciones en la carretera. Estas son las más comunes y perseguidas en este periodo.

1. Exceso de velocidad

Obvia. La velocidad es una de las principales causas de muerte en la carretera, aún sabiendo de la presencia de radares en muchos lugares. Un dato es que el 39% de los conductores circulan por encima del límite de velocidad de la vía. Las sanciones pueden llegar a los 600 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir.

2. Consumo de alcohol o drogas

Verano es sinónimo de desparrame, sobre todo para los más jóvenes. En la última campaña de la DGT realizada del 6 al 12 de junio, 2.283 conductores fueron multados por esta razón. Las multas en este caso varían de los 500 euros y 4 puntos hasta los 1.000 euros y la retirada de 6 puntos de carné.

3. Utilizar el teléfono móvil

Lo típico hablar por el teléfono, responder a los Whatsapp, redes sociales o simplemente llevarlo en la mano mientras conduces supone una multa de 200 euros y 3 puntos de carné. Utiliza el sistema manos libres o, mejor aún, detente para atender a esas llamadas. El uso de redes sociales puede ser fatal.

4. Conducir con chanclas, descalzo o sin camiseta

Aunque te estés muriendo del calor y tus pies se estén cociendo, estas tres acciones castigadas por la ley que se traducen en 200 euros y retirada de 3 puntos de carné. No es un asunto baladí. El uso de chanclas o ir descalzo puede limitar los movimientos del pie y que el tiempo de reacción de frenado aumente. En el caso de las camisetas, se pretende evitar roces y quemaduras del cinturón de seguridad. Y ojo, aunque no esté expresamente prohibido, el uso de tacones no es muy recomendable.

5. Falta de mantenimiento

Es muy importante tener el coche en buen estado: luces, neumáticos, ITV caducada… si conduces con tu vehículo en mal estado la multa que puede llegarte a casa asciende a 200 euros sin la retirada de puntos. Como siempre en este punto, te recordamos nuestro decálogo del mantenimiento del coche.

Cómo librarse de las multas


De media, la DGT pone más de 10.000 multas al día… y eso sin contar las que imponen otras administraciones, como los ayuntamientos. Pero recibir una sanción no significa que se haya puesto bien y puedes recurrir la multa. En el reverso de la notificación se indican los plazos que tienes para realizar esta función… eso sí, entonces perderás el derecho al pago reducido (según el cual se abona la mitad de la sanción). Estos son cinco modos de librarse de las multas (recuerda que más de 300.000 multas de radares se han puesto mal en España).

1. Plazos de notificación

Hay entre 15 y 20 días naturales para realizar alegaciones a la sanción impuesta… pero el estado tiene plazos que cumplir también para dártelas a conocer. Normalmente, tres meses para las distintas fases del procedimiento (se amplían a seis meses en caso de infracciones graves o muy graves. Si pasa más tiempo, la multa prescribe… y caduca si pasa más de un año entre que se comete la infracción y el inicio del procedimiento sancionador.

2. Foto mal realizada

En las alegaciones a la sanción que realices hay que pedir pruebas y como la mayoría de sanciones son por exceso de velocidad o saltar un semáforo en rojo, una imagen es esencial para realizar la denuncia. Si no aparece tu coche, la matrícula no se ve perfectamente, o el semáforo aún está en ámbar, tendrás buena parte del recurso ganaao.

3. Homologación de aparatos

Todos los radares, cámaras, alcoholímetros… han de contar con un certificado de homologación que prueba que están en correcto estado de funcionamiento. Si no lo están, sus mediciones pueden ser también erróneas.

4. Errores de notificación

Tal y cómo te contamos en la notificación de sanciones de tráfico, estas deben notificarse en el domicilio. Pero hay gente que recibe solamente la reclamación de Hacienda… y en algunos casos es posible recurrir ese expediente. Han de hacer todo lo posible para locarlizar tu domicilio actual (que puede ser diferente a donde está registrado el vehículo infractor) y no valen las notificaciones mediante Testra (salvo que se hayan enviado dos veces por correo certificado sin respuesta).
En las multas de algunos ayuntamientos denuncian directamente al propietario del vehículo. Eso es correcto si te pararon los agentes al cometer la infracción y te identificaste… pero si no es así y no te piden antes que identifiques al conductor en ese momento… Recurre. De igual modo que cuando te llega una multa de tu antiguo coche (que ocurre con demasiada frecuencia).

5. Ratificación del agente

Cuando no hay pruebas más allá de la palabra de un agente (hablaba por el móvil, no llevaba camiseta…) suele funcionar pedir un informe con la ratificación del agente en su versión de los hechos. Ocurre con frecuencia que cambia su declaración, o el expediente se ha extraviado (puede alegarse falta de pruebas), que esté tan ocupado que no llegue a tiempo y la multa caduque o directamente que no se presente y se gane el recurso directamente.
Fuente: Dvuelta

No hay comentarios: