Últimas entradas

Lo último

martes, 27 de junio de 2017

CALAFELL: CONTUNDENCIA CONTRA LAS PERRERAS ILEGALES


Los servicios de veterinaria de la Generalitat, el Servicio de Proteccción de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y la Policía Local de Calafell han inspeccionado una de las perreras ilegales y han abierto diligencias por abandono de animales.
Según se explica podían elevarse a maltrato de animales, lo que puede llegar a tener penas de prisión en la Ley de Protección de los animales. Las diligencias policiales son por «las condiciones deplorables» en las que estaban los perros.
En ese recinto se han encontrado 25 perros vivos y uno muerto. La perrera está en una zona próxima a la depuradora de Calafell. Además de la inspección se ha asegurado dejar a los animales comida y bebida y han sido revisados por un veterinario. Está previsto que mañana continúe la inspección y se tome una decisión.
Desde el Ayuntamiento de Calafell explican que en anteriores  inspecciones se había comprobado, «a diferencia de ahora», que las condiciones de los animales y las instalaciones eran correctas.

Sobre la catalogación de las instalaciones como núcleo zoológico el Ayuntamiento explica que hace años que se intenta. «Pero el procedimiento topa con la ambigüedad de la normativa vigente, que no establece el número de animales a partir del cuál  un grupo de perros de un particular debe considerarse como tal».

El Ayuntamiento de Calafell pretende desmantelar de manera inmediata las perreras ilegales que hay repartidas por el municipio. De momento se habrían contabilizado ocho aunque se investigará si hay alguna más.
Esos recintos, con jaulas en las que se guardan los perros y otros están sueltos, carecen de licencias urbanísticas, sanitarias, medioambientales y de actividad, por lo que son ilegales, además de generar afectaciones para el medio y los vecinos, según denuncia el Ayuntamiento.
Expedientes
El alcalde, Ramon Ferré, explica que ya se están redactando los expedientes y que la próxima semana debería poder eliminarse algunos de esos recintos. Ferré señala que se abrirá un expediente por incumplimiento urbanístico ya que es con el que se puede intervenir con mayor urgencia.

La polémica se ha desatado después de que un vecino publicase la imagen de un perro muerto en uno de esos recintos en los que se guardan los animales. Ramon Ferré señala que «hemos comprobado que la imagen es de una de las perreras ilegales que hay en Calafell».
El concejal de Urbanismo Miguel Angel Perin señala que esas instalaciones «ni tienen licencia urbanística ni la pueden tener». Para ese tipo de actividades debe disponerse de la concesión de núcleo zoológico del que carecen los propietarios de los animales.
La polémica de la presencia de perreras en zonas donde urbanísticamente no están autorizadas no es nueva en Calafell. La pasada legislatura el actual alcalde, entonces en la oposición, ya denunció la permisividad del gobierno local hacia estas instalaciones. Entonces se advirtió que carecían de la catalogación de núcleo zoológico y que el Plan General tampoco señala dónde instalar ese tipo de actividad.
Los residuos
La preocupación, además del estado de los perros, es dónde se vierten los residuos que generan y también la falta de control del número de animales con lo que supone a la hora de la eliminación de los que mueran.

Además de la acción municipal, a través de la red colaborativa Change.org, un grupo de vecinos ha comenzado una recogida de firmas que piden el desmantelamiento de esas instalaciones.

'Los perros están bien'
Francisco Javier es propietario de uno de esos recintos en los que se guardan perros y también es secretario de la Societat de Caçadors. Aunque el Ayuntamiento no ha señalado a la entidad como responsable de la situación.
Pero Francisco Javier sí que acusa al Ayuntamiento de no facilitar la instalación de esos recintos. «Nos dicen que debemos tener licencia de núcleo zoológico y cuando hacemos todos los trámites y gastamos el dinero para tenerla, no nos dan los permisos».
Dice ser el propietario del recinto en el que ha aparecido el perro muerto. Explica que es una hembra joven que estaba suelta y que se ha peleado con otro perro y habría recibido un mordisco en el cuello.
«No estaba maltratada. La he visto cuando he llegado porque cada día voy a poner agua a los perros». El propietario de una de esas instalaciones asegura que los animales «están bien» y que se ha llevado «un disgusto al ver a la perra muerta».

No hay comentarios: