Últimas entradas

Lo último

miércoles, 21 de junio de 2017

¡A PREPARAR LOS BOLSILLOS!

Cuando hay beneficios no bajan el precio, pero con la pobre excusa de que hay escasez de agua, a sablear al usuario, es lo que tiene el monopolio en manos de ladrones y corruptos, como dice el artículo, con el sol que tenemos en este país se podría decir que la energía casi sería gratuita, pero, la culpa no la tienen ellos, la tiene nuestra sociedad aborregada que permanece sumisa y pasiva ante algo tan básico como la energía eléctrica.




El enorme peso del carbón y la falta de agua dispararán el recibo de la luz cerca de dos dígitos en pleno verano. Pese a que España goza de Sol las barreras a la energía fotovoltaica suponen un incremento de precios.
El mercado de futuros de la energía apunta a unas subidas del casi el 30% en julio y casi el 24% en agosto, hasta los 52,4 y 51 euros por MW, respectivamente. El precio en este mercado supone el 60% del recibo de la luz y el 40% corresponde a las condiciones de la regulación del Gobierno. De esta forma, los incrementos supondrán una subida del 10% en la factura para el consumidor.
Las centrales hidráulicas producen la mitad, mientras que la eólica cae un 13%, por lo que se ha disparado el uso del carbón, la más cara y contaminante en casi un 100%. Los ciclos combinados de gas cuentan con el 21,2% más y tan solo un 9,5% de la fotovoltaica, según publica El Economista. La situación es muy parecida, con diferencias en los precios, a la registrada en enero cuando la luz alcanzaba máximos históricos. Entonces se registraba el parón de las centrales nucleares francesas, incrementando los precios en toda Europa, y especialmente en España. Las eléctricas tiraron entonces de las centrales de gas, unas operaciones investigadas ahora por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.
Las reservas de agua estaban cerca de los mínimos de hace 20 años, cerca del 42% de su capacidad. Ahora en pleno mes de junio alcanzaban tan solo el 39% y es muy probable que se vuelvan a reducir debido a la intensa ola de calor registrada en las últimas semanas de este mes, al tiempo que se ha incrementado la demanda de electricidad, más a tenor de la cifra de ventas de aires acondicionados y ventiladores.
Desde enero, el precio de la luz ha subido un 19% de media para los consumidores, que ha pagado en los últimos meses 47,2 euros más que en el mismo período del año anterior, hasta rozar los 300 euros. De esta forma, si las condiciones no cambian los presagios del ministro de Energía, Álvaro Nadal, podrían cumplirse, al estimar que el recibo se encarecerá cerca de unos 100 euros al año.

No hay comentarios: