Últimas entradas

Lo último

martes, 9 de mayo de 2017

JUBILACIÓN: LA CASA POR UN SUELDO VITALICIO

  • -Muchos jubilados tienen 'ladrillo' pero no liquidez para mantener el nivel de vida y complementar la pensión. Venden la casa, siguen viviendo en ella y reciben un sueldo hasta que mueren.
  • -En 2016, 8.400 personas mayores de 65 transformaron su patrimonio en rentas vitalicias.
  • En España hay 8.657.705 de personas mayores de 65 años y de todos ellos, el 90,1% son propietarios de una vivienda (el mayor porcentaje de toda la UE) según los últimos datos del panel de hogares del INE. Pero pese a tener su casa y la gran mayoría su pensión, ¿tienen capacidad económica para vivir sin ahogos? La mayoría no. Por esa carestía en las pensiones y por necesidades propias de liquidez cada vez son más los jubilados que apuestan por las rentas vitalicias inmobiliarias, un producto que ha desbancado con creces a la hipoteca inversa que en la primera década del siglo tuvieron un gran auge. Dar su casa por un sueldo para toda la vida y seguir viviendo en ellas es la opción que cada vez eligen más mayores de nuestro país. Algo tan fácil como tasar la vivienda, venderla, poder utilizarla y recibir un salario hasta el final de los días que complementa a la pensión.
    Según los datos Unespa (Asociación empresarial del seguro) en 2016, 8.400 personas mayores de 65 transformaron su patrimonio en rentas vitalicias, garantizándose los ingresos y además ventajas fiscales como la exención de las ganancias patrimoniales obtenidas con la venta. "Las rentas vitalicias son un producto que aún tiene mucho recorrido y en nuestro caso lo hemos potenciado como un adecuado complemento de ingresos mensuales a la pension", dice Raúl León Dorado (Subdirector General de desarrollo de Negocio de Mapfre Vida).

    ¿Cómo se hace?

    Las personas que apuestan por vender su inmueble lo hacen a un inversor que suele comprar el 70%, lo que se denomina la nuda de la propiedad a cambio de recibir un salario, eso sí fijo sin aumentos ni revisiones, de por vida. La inmobiliaria compradora prorratea la esperanza de vida según los datos del INE para calcular la cuantía mensual. El valor final queda pendiente de cuántos año mantengan el uso y disfrute de la vivienda. En el momento en el que los dueños fallezcan el inversor se quedará con la vivienda, y si este dejase de pagar la renta en algún momento recuperarían la propiedad. Además, desde ese momento todos los gastos e impuestos que se generan irán a cargo del comprador, tanto los gastos de comunidad, como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Uno de los aspectos que suele tener consecuencias polémicas en algunos casos es que lo herederos no podrán disponer del inmueble al fallecer el dueño, algo que no sucede con la hipoteca inversa. No obstante, son también muchos los hijos que se informan y aconsejan a sus padres y mayores apostar por este producto para que tengan más ingresos y vivan lo mejor posible.

  • "La evolución de las rentas vitalicias por inmuebles es muy importante. Ahora la demanda es mucho mayor frente a otro tipo de producots que estuvieron de moda como la hipoteca inversa que tuvo su época de auge con mucha oferta por parte de los bancos", apunta María del Mar Villa, directora de atención al cliente de grupo Retiro, una empresa que lleva 20 años ofreciendo este tipo de operaciones.
  • Los motivos del crecimiento de este tipo de rentas vitalicias se explican en la cuantía de las pensiones que se cobran en España: El 65,3% de los jubilados en España no llega a ser mileurista, según los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y el 20,7%, es decir 1.956.927 cobran entre 600 y 650 euros. Y el ahorro que han tenido durante toda su vida ha ido directamente a pagar su piso. Es decir, muchos jubilados tienen ladrillo pero no liquidez que necesitan para mantener el nivel de vida. Y como apunta Villa "el incremento también es consecuencia del cambio de la mentalidad de las personas mayores aquí en España. Este tipo de productos ya estaban asentados en toda Europa desde los años 60, pero en España se ha mantenido la cultura de la herencia, de tener una vivienda en propiedad. Están más ligados a la necesidad de las personas mayores de hacer uso de su patrimonio. Durante la crisis por ejemplo había personas con varias propiedades que tenían problemas para poder venderlas y no podían hacer dínero líquido y recurrían a estos productos".
  • En la misma página del grupo Retiro se encuentra un simulador en el que se pueden ver ejemplos de los ingresos que se obtendrían. Un caso: hombre de 75 años con un inmueble valorado en 300.000 euros cobraría 884 euros todos los meses hasta su fallecimiento. Hay que destacar que estas operaciones no son viables en pequeñas poblaciones, donde no exisitiría rentabilidad en la compra y se centran en capitales de provincia como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao... El perfil según Mar Villa "es fundamentalmente a partir de los 75 años, aunque los ofertamos desde 65. El 75% de los clientes ya tiene 75. La demanda va desde la persona que no puede vivir con una pensión de 500 euros hasta personas con recursos importantes, pero que en el momento que se jubilan ven como bajan mucho sus ingresos y quieren seguir manteniendo su nivel de vida".
    También existe la misma posibilidad de vender la casa pero con la diferencia de que el dueño se marcha. Este modelo contempla la renuncia, por parte de la persona mayor, al derecho de usufructo sobre la vivienda y el pago mensual a percibir de por vida es significativamente superior. Esta modalidad suele ser contratada por aquellas personas mayores  que prefieran por su propia voluntad vivir en una Residencia por motivos de salud, por necesidaes de asistencia o por no estar solos. Uno de los proyectos pioneros en este sentido fue el de Ballesol con la constructora Roan y la aseguradora Winterthur que crearon en 2004 el grupo Trianza para ofrecer a los mayores de 65 un centro residencial a cambio de su piso.
  • "Cualquier persona con capacidad de ahorro que quiera complementar sus ingresos con la pensión puede elegir este producot que ofrece total seguridad. Las rentas vitalicias han aumentado mucho su atractivo en otros aspectos por la reforma de la ley del IRPF  que establece exenciones de tributación. Cuanta más edad, menor tributación, lo que aumenta su rentabilidad y atractivo", explica Raúl León.

No hay comentarios: