Últimas entradas

Lo último

martes, 14 de marzo de 2017

LA GRAN VERGÜENZA DE LA JUSTICIA EN ESTE PAÍS


La propietaria del piso, Inmaculada M.M. fue con su amigo Diego S. como cada mañana a comprar pan a un establecimiento cercano del barrio de Son Gotleu de la ciudad de Palma de Mallorca, cuando la propietaria volvió a su casa para disponerse a preparar la comida se encontró que unos africanos le habían cambiado el candado de la puerta de su casa, por lo que Inmaculada y su amigo Diego procedieron a intentar recuperar su vivienda por la fuerza.
Según informa el diario Balear Última Hora, todo transcurrió sobre las 15:21 del pasado sábado cuando los vecinos llamaron al 092 para informar de que había un hombre blandiendo un cuchillo en mitad de la calle, por lo que la policía local de Palma procedió a la detención del varón por amenazas con arma blanca y a la legítima propietaria por allanamiento de morada, debido a que cuando llegaron los agentes comprobaron que la okupa ya había metido sus enseres en el interior del piso.
Diego empezó a gritar tras su detención: «Los negros me han cambiado el candado. Estoy harto de ellos. Nos han roto la puerta de mi amiga y la han ocupado ilegalmente. Yo me he criado en Son Banya y os voy a matar. No te tengo miedo».

No hay comentarios: