Últimas entradas

Lo último

miércoles, 1 de marzo de 2017

HASTA MIL EUROS DE SANCIÓN POR NO RECOGER LOS EXCREMENTOS DE PERRO EN CALAFELL

El ayuntamiento ha iniciado una actuación muy reivindicada por los ciudadanos, son demasiados los dueños de perros que no se molestan en recoger los excrementos de sus mascotas dejando en algunas ocasiones las calles en una situación lamentable, ayer comentando la noticia aparecida en el Diari de Tarragona, surgieron un par de sugerencias; por un lado, podría resultar efectivo, que los agentes de paisano destinados a ese control, exigieran a todo aquel que se encuentren paseando a su perro, mostrar las bolsas para la recogida, hay muchos que las llevan sólo para cuando alguien los pueda ver y si no es así, dejan el "regalito" en medio de la acera sin molestarse en recogerlo, pero es obvio, que quien no las lleve, no se va a molestar en cogerlo con sus propias manos y guardarlo en el bolsillo, otra sugerencia, sería que se creara un enlace entre los ciudadanos y ese grupo de agentes, vía WhatsApp, página de facebook o cualquier otra alternativa, de tal modo que de una manera rápida y práctica, cualquier ciudadano pudiera mandar una foto y la ubicación del lugar donde se suelen encontrar excrementos, eso podría aligerar su labor y hacerla más efectiva. Sea como fuere se trata de una buena iniciativa y esperamos que pronto empiece a dar sus frutos.


La Policía Local de Calafell destinará a agentes de paisano para luchar contra los dueños incívicos de perros. Las numerosas denuncias de ciudadanos ha llevado a impulsar una campaña que perseguirá sobre todo a los dueños que no recogen la suciedad que dejan sus animales.
Uno de los puntos más conflictivos está además junto al centro escolar de la zona del Castell. En ese punto hay un terreno y son muchos los dueños de animales que llevan allí a sus mascotas. Los padres de los niños que acuden a ese centro reclaman desde hace meses más limpieza en la zona.
Se negó a recogerla
El Ayuntamiento reconoce el problema y destaca que no es el único sitio conflictivo. Fuentes municipales señalan que están localizados los lugares donde el asunto es más grave y es allí donde se concentrará la vigilancia.
Las patrullas de la Policía Local actuarán también de paisano. La sanción por ensuciar la calle puede ser de hasta 1.000 euros. El Ayuntamiento explica que ya se han puesto sanciones, entre ellas una a un animal que defecó en la arena de la playa. En este caso el dueño se negó a recoger la suciedad pese a los requerimientos del policía.

No hay comentarios: