Últimas entradas

Lo último

lunes, 27 de febrero de 2017

MISTERIOSA Y SOSPECHOSA DESAPARICIÓN


No ha pasado un mes desde que un equipo de la Universidad de Harvard, liderado por Isaac Silvera, lograra lo que la ciencia llevaba anhelando desde 1935: comprimir hidrógeno hasta convertirlo en metal y mantenerlo estable. 
Silvera (quien llevaba 45 años persiguiendo al hidrógeno metálico) y su equipo lo consiguieron ejerciendo una presión de 495 gigapascales (GPa), unos cinco millones de kilos por centímetro cuadrado, cerca de un tercio más que la presión en el centro del planeta.
Al conseguirlo Silvera aseguró que “es el santo grial de la física de alta presión. Es la primera muestra de hidrógeno metálico fabricada en la Tierra, así que cuando la vemos, estamos frente a algo que jamás había existido antes”… en nuestro planeta, claro. En Júpiter, por ejemplo, sí existe.
Para ello se sometió una muestra de hidrógeno a temperaturas cercanas al cero absoluto y se recurrió a una prensa de diamantes para conseguir la enorme presión. La muestra se mantuvo estable hasta hace una semana cuando en el curso de un experimento de medición realizado con un láser, la prensa se rompió y el hidrógeno metálico desapareció sin dejar rastro.
Las opciones son varias. La primera es que, al tratarse de una muestra tan pequeña, 10 micrómetros de diámetro (la quinta parte de un cabello humano), se haya perdido. La otra opción, más probable es que haya vuelto a su estado gaseoso, algo que los expertos predijeron que podía ocurrir.
¿Por qué es tan importante el hidrógeno metálico? Porque podría convertirse en un superconductor a temperatura ambiente y revolucionar el sector tecnológico. Los superconductores actuales (usados en medicina, transporte, informática, energía nuclear, etc.) precisan temperaturas muy bajas (el récord actual se encuentra en unos -70ºC) lo que requiere una importante infraestructura para mantener ese frío. Sin embargo, uno que funcione a temperatura ambiente, sería la gallina de los huevos de oro. Bueno, en este caso de hidrógeno metálico.
Esperemos que el equipo de Silvera pueda repetir su logro.

   

No hay comentarios: