Últimas entradas

Lo último

miércoles, 22 de febrero de 2017

LO QUE HACE QUE LOS MUSULMANES SEAN INCOMPATIBLES CON EUROPA


LAS CERTEZAS Y EL SOMETIMIENTO HACEN A LOS MUSULMANES INCOMPATIBLES CON EUROPA

El Islam es una religión de certezas, mandatos y verdades indiscutibles, que deja a sus fieles poco margen para la duda. Islam significa "sometimiento" y "sumisión" y ese sometimiento pleno al designio de Dios, impuesto por el Corán, la convierte en una religión mas simple y fuerte que otras religiones, en todo un manual de conducta para hombres y mujeres que temen la libertad. El sometimiento y las certezas hacen del Islam la religión favorita de los tiranos. Por eso está siendo apoyada por el establishment mundial. 



Es muy difícil para los europeos y occidentales en general conseguir el respeto de los musulmanes. Ellos llegan a Europa y se encuentran con una sociedad sin valores, donde no existen certezas, donde un día algo es bueno y al siguiente es malo. Y ellos viven en una sociedad de certezas, la mayoría equivocadas, pero nunca las discuten, por eso no entienden que en los países europeos todos discutan y critiquen las ideas que compiten en la sociedad. 

Educados para someterse a poderes que, según ellos, provienen del mismo Dios, los musulmanes tampoco entienden bien las divisiones políticas y el revoltijo de ideas que compiten en las sociedades europeas, donde es casi imposible encontrar acuerdos y consensos en la opinión pública. Al musulmán, sencillamente, le provoca inseguridad y hasta terror la libertad en acción. 

Ante el pluralismo, el debate constante y el divorcio entre los ciudadanos a sus dirigentes, el musulmán tiende a pensar que vive en el infierno, donde todo es corrupción y casos. En consecuencia, rechaza integrarse, carece de respeto por la cultura que le acoge y se siente llamado a intervenir para cambiar las cosas. 

Al llegar a Europa, los musulmanes, sean o no radicales, rechazan la sociedad que les recibe porque es contraria no sólo a su fe, sino también a su forma de vida y de pensamiento. La cultura europea les parece pervertida, pero sobre todo caótica y necesitada de certezas y creencias firmes. 

Ese desprecio íntimo y profundo a la cultura occidental y a sus contradicciones e hipocresías impide a los inmigrantes musulmanes integrarse y cuando lo hacen, lo justifican como un sometimiento al mal por la fuerza, temporal, en espera de que ellos, al ser mas fuertes, puedan cambiar Europa y redimirla de sus dramas y errores. 

Los musulmanes no entienden, por ejemplo, que los occidentales defiendan un modo de vida "libre" que les conduce a la relajación y al vicio, a matrimonios sin hijos, a la prostitución generalizada y a la proliferación de lacras como la corrupción y la mentira, típicamente occidentales. 

En política, los musulmanes no entienden cómo se ataca, desde Occidente, a países musulmanes bajo la justificación de "salvarlos", cuando en realidad lo que se hace es destruir sociedades bien estructuradas y en paz, como las que había antes de la intervención en Irak, Siria o Libia. También justifican el terrorismo como una reacción de desesperación ante las agresiones, la pobreza y la destrucción, cuando ya no queda nada. 

Una reflexión desapasionada y seria puede llevar a los occidentales a asumir que los musulmanes tienen parte de razón en su problemática confrontación con Occidente porque todos los valores que intentamos imponerles al pedirles que se integren son falsos, desde la democracia, que no se ve por ninguna parte, hasta la libertad, que está condicionada y es más débil de lo que parece. 

Los musulmanes ven en nuestras sociedades males y vicios que nosotros no percibimos porque la propaganda y los medios de comunicación llevan décadas engañandonos y haciéndonos ver unos valores que no existen y a admitir como normal una vida política corrompida, pervertida y falseada. 

Tampoco entienden la mentira que esparcen los políticos y los medios de comunicación, la carencia de valores como el patriotismo, el respeto a la cultura propia o el orden cívico. Ellos creen, quizás con razón, que Europa se desmorona, victima de su mal gobierno, de su ausencia de valores y de su cobardía. Cuando quieren demostrar que Europa es basura, siempre recurren al mismo ejemplo: "los europeos prefieren tener en sus hogares a perros en lugar de hijos". 

Nadie lo dice, pero la única manera de preservar Europa de la invasión del Islam es restaurar los viejos valores que los políticos han liquidado para gobernar sin oposición. Si los europeos fueran honrados, patriotas y libres, si permanecieran unidos y fueran exigentes con su clase política y lucharan con denuedo contra la corrupción y la falsa democracia que los políticos les imponen, no habría peligro alguno de desintegración cultural y nuestros visitantes se integrarían mucho mejor en una sociedad donde los primeros que se resisten a integrarse son los europeos decentes, que sienten asco ante la destrucción de los valores, de la democracia, de los derechos y de las libertades, impuestos desde un liderazgo político degradado y sucio. 

Francisco Rubiales 

No hay comentarios: