Últimas entradas

Lo último

sábado, 11 de febrero de 2017

LA MAFIA DE LAS ELÉCTRICAS, EL CÁNCER DE ESTA SOCIEDAD



La espectacular subida de los precios de la luz durante el mes de enero (96% respecto al mismo mes de 2016) y en el que llegó a superar los 100 euros el megavatio (MWh) en el mercado mayorista, ha vuelto a poner a las compañías eléctricas en la diana de las asociaciones de consumidores. Por eso, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha querido salir al paso de esas críticas y ha subrayado que «las empresas eléctricas no hemos sacado ningún beneficio» de esa subida.
En un encuentro del sector energético organizado por el IESE y Deloitte, Bogas destacó que «enero ha sido un mes excepcional», que «otros 23 países utilizan el mismo sistema de fijación de precios que en España» y que en algunos de ellos la electricidad se disparó hasta los 160 y 200 euros MWh.
Bogas reconoció que las eléctricas «tenemos un gran problema con nuestra propia imagen, seguramente porque Dios no nos ha dado la virtud de saber explicar las cuestiones difíciles». Tras admitir que «algo mal hemos debido de hacer», matizó que «no somos tan malos como nos pintan». Y recordó una anécdota de Rodolfo Martín Villa, presidente de Endesa entre 1997 y 2002, quien le dijo en una ocasión que «qué habremos hecho que somos peor que los bancos».
El consejero delegado de Endesa dijo también que la energía fotovoltaica debe de ser eficiente «por sí misma, no por las subvenciones, exenciones fiscales, etc...». Y sobre el autoconsumo, se mostró partidario de que si esos consumidores utilizan la red general, «deberán pagar adecuadamente esos costes» como el resto de los ciudadanos.

La luz será este año un 6% más cara

En el mismo coloquio, Manuel Fernández, director general de negocios mayoristas de Gas Natural Fenosa, anticipó que el precio medio de la electricidad en 2017 será de 50 euros MWh, «lo que supondrá un incremento anual del 6% respecto al 2016». Respecto al sector gastista, abogó por un incremento de las interconexiones y una «armonización fiscal y tarifaria en la UE».
El presidente de Isolux, Nemesio Fernández-Cuesta, también aludió a la «animadversión» que existe hacia las eléctricas y sus problemas «para hacerse oir y entender». El que fuera secretario de Estado de Energía en el primer gobierno de Aznar dijo que los precios de la energía «se deben formar con la demanda y la oferta en un mercado marginalista» y subrayó que «los ciudadanos están pagando hoy en sus recibos de la luz las subidas de precios que otros gobiernos no quisieron hacer», en referencia al déficit de tarifa. En ese sentido, afirmó que «no va a ser fácil que alguien que quiere poner un panel fotovoltaico entienda que debe pagar un impuesto para saldar ese déficit anterior».

«Es mejor aceptar que se sabe poco»

Fernández-Cuesta aprovechó el coloquio para pedir a la Administración «diálogo y sentido común» y que «debe de dialogar con todas las empresas antes de regular». Dejó caer que «es mejor aceptar que se sabe poco». Asimismo, pidió un cambio en la estructura fiscal en materia energética para que «los impuestos se paguen en función de las emisiones de CO2», y que se eliminen las subvenciones. Por último, dijo que los precios del petróleo se mantendrán este año entre los 55 y los 60 dólares el barril.
El presidente de BP España, Luis Aires, manifestó que los subsidios a los vehículos eléctricos «pueden ser excesivos» y que la legislación «penaliza algunas tecnologías», como los biocarburantes. Explicó que aunque un coche eléctrico emite unas 8 toneladas de CO2 durante su vida útil, frente a las 20 toneladas de un vehículo normal, «al final, el coste de las emisiones de los eléctricos suponen entre 500 y 1.000 euros la tonelada»

No hay comentarios: