Últimas entradas

Lo último

domingo, 26 de febrero de 2017

EN SEGUR VAMOS A TENER A TODO UN CAMPEÓN DEL MUNDO

En el último certamen, Jordi Guillem y su equipo ya quedaron sub campeones del mundo, en el próximo, el del año que viene, campeones del mundo, sólo por su esfuerzo y dedicación se lo van a tener más que merecido, mucho ánimo Jordi, porque como dice un probervio; "El éxito no se logra con la suerte, es el resultado de un esfuerzo constante" y lo vais a conseguir.


Tiene una de las responsabilidades más dulces que pueda haber. Pero también es de las más exigentes. Porque Jordi Guillem y su equipo se juegan mucho más que ser los mejores heladeros del mundo. 

En el resultado que pueda tener el equipo también está en juego situar al país en el mapa heladero del mundo. «Porque de ganar, todos los focos gastronómicos y turísticos y de calidad se van a dirigir a nuestro helado y la forma de trabajar», explica Jordi Guillem.

En Rimini

Jordi Guillem, cocinero del restaurante Lo Mam de Segur de Calafell, ha sido escogido capitán del equipo que representará a España en el Campeonato del Mundo de Heladería de 2018 que se disputará en la ciudad italiana de Rimini, uno de los santuarios para los amantes de los helados.

Guillem ya participó en 2016 en un campeonato que se celebra cada dos años. Entonces el cocinero de Calafell formaba parte del equipo que quedó subcampeón del mundo. Ahora está como capitán y también será jurado. 

Como capitán debe coordinar a un equipo formado por Adolfo Romero, José Marcos Candela, Miguel Señoris y Marc Balaguer, que es de Ulldecona. 

Ese equipo lo han escogido los participantes en la pasada edición. El nuevo equipo ya ha comenzado las reuniones «porque es un campeonato muy exigente», explica Jordi Guillem. Francia. Italia, Japón, Estados Unidos, Australia saben del prestigio del campeonato y de que de ganar es un reclamo gastronómico de ámbito mundial.

Especialistas

Por eso el equipo ya se ha rodeado de colaboradores de mundo de la restauración especialistas en diferentes ámbitos. Desde la pastelería al trabajo con hielo, pero también en la combinación de sabores y texturas. Todo para poder seducir al jurado del torneo y sorprender al gusto, pero también a la vista e incluso al tacto y al oído. 

«¿Con un helado?, claro», dice Jordi Guillem. «Hoy la cocina busca satifacer todos los sentidos posibles». En el campeonato deberán preparar desde un plato salado a una tarta, una escultura en hielo, moldear una figura de azúcar, preparar una copa helada o improvisar.

El capitán Jordi Guillem destaca que el nivel de la heladería española está entre las mejores del mundo. «Por la calidad de los productos pero sobre todo por la preparación de los profesionales. Dedican muchas horas a investigar y a crear».

La mezcla frío-calor

¿Qué se lleva ahora? «La combinación de sabores y la incorporación de nuevos gustos. La mezcla frío-calor y la presentación». Porque aquello del corte de nata o de las bolas de vainilla y chocolate ya ha pasado a la historia.

«Pero para hacer una buena nata o una de esas bolas de vainilla o chocolate también hay que prepararse mucho si lo que se pretende es seducir al paladar».

De momento el capitán del equipo de heladería ya trabaja conjuntamente para preparar las creaciones para Rimini. Allí será jurado. «Una suerte tener que probar todo lo que presenten el resto de equipos. Pero porque así también se aprende».

No hay comentarios: