Últimas entradas

Lo último

lunes, 30 de enero de 2017

INAUDITO HACKEO EN UN HOTEL


Imagina que eres el responsable de un lujoso hotel de cuatro estrellas, y descubres que un ransomware ha bloqueado las cerraduras electrónicas de las 180 habitaciones de recinto, dejando a los clientes encerrados o sin posibilidad de entrar a por sus pertenencias. ¿Qué haces?
Pagar el rescate, claro.
El hotel de cuatro estrellas Romantik Seehotel Jaegerwirt, en Austria, ha decidido hacer público que un ransomware se hizo con el control del sistema de cerraduras electrónicasinstalado en las puertas de todas las habitaciones, dejando encerrados a los clientes en el interior. No les quedó más remedio que pagar el rescate pues la polícia no podía hacer nada, salvo tirar abajo las puertas, y el bloqueo del ransomware impedía reprogramar las cerraduras.


El lujoso hotel Romantik Seehotel Jaegerwirt, como otros muchos hoteles modernos, utiliza uno de los nuevos sistemas de cerraduras electrónicas que funcionan con tarjeta. Hace unas semanas, un ransomware infectó su sistema informático, tomando el control de dichas cerraduras. Un ransomware es un malware, un software maligno que bloquea el ordenador, encripta sus datos, y pide un rescate para desbloquearlo. 
El ransomware que atacó el hotel no sólo bloqueó las cerraduras de las 180 habitaciones del recinto, sino que también paralizó todos los ordenadores, incluyendo los que gestionan las bases de datos de los clientes y el cobro. Los hackers pedían un rescate de sólo 1500€ para desbloquear el sistema. Al encriptar el contenido de los discos duros resulta imposible recuperar los ordenadores, salvo que se conozca la clave de encriptación, o se formatee el sistema.
El hotel decidió pagar el rescate y el sistema fue desbloqueado, pero la pesadilla no había acabado: el ransomware dejó una puerta trasera abierta en el sistema y al poco tiempo se volvió a activar, así que los responsables tuvieron que pagar un segundo rescate. Aún se produjo un tercer ataque, aunque esta vez habían cambiado el sistema de seguridad y fue bloqueado.
El director del hotel, Christoph Brandstaetter, confiesa que "en nuestra próxima reforma planeamos volver a instalar cerraduras tradicionales con llaves de verdad, como hicieron nuestros bisabuelos cuando fundaron el hotel, hace 111 años".
No siempre lo más moderno es lo más seguro...
[FuenteThe Local AT]

No hay comentarios: